Comienzan las obras del cuerpo de la presa de Alcolea

2

150217 Alcolea, Huelva,voladura 150217 Alcolea, HuelvaEl Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha comenzado las obras en el cuerpo de presa de Alcolea que, si todo transcurre según lo previsto, estará terminada en marzo del 2017.

Según ha informado el Ministerio en una nota de prensa, una vez concluidos los trabajos de desbroce, se ha iniciado el montaje de las instalaciones de obra, destacando, entre otras, la planta de hormigonado, la planta de machaqueo y de clasificación de áridos, de los silos para conglomerantes hidráulicos y del depósito de regulación del agua. Además, también se ha realizado una primera voladura de apertura del frente de la cantera.

Hasta la fecha, los trabajos en la presa se han centrado en la ejecución del camino de acceso desde Gibraleón y del camino de conexión con la presa del Sancho, así como de las obras de la variante de la carretera de Beas a Calañas.

La presa de la Alcolea, que requerirá una inversión de más de 89 millones de euros, permitirá la laminación de avenidas del río Odiel, así como regular su caudal para un mejor aprovechamiento, lo que le permitirá atender las demandas existentes y nuevas necesidades que surjan en la zona oriental de la provincia de Huelva.

CAPACIDAD DE 246 HECTÓMETROS CÚBICOS

Los recursos hídricos regulados por el embalse, de 246 hectómetros cúbicos de capacidad, contribuirán con un volumen adicional de 135 anuales al sistema hidráulico Andévalo- Chanza-Piedras-Alcolea.

En relación a las características técnicas, la presa es de gravedad con planta curva de hormigón in situ y de aliviadero fijo, con el nivel máximo normal a la cota 56, el vértice a la cota 61 y la coronación a la 62.

SUBDELEGADO DEL GOBIERNO

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha destacado hoy la “apuesta firme” del Ejecutivo de Mariano Rajoy por la agricultura onubense con el inicio de las obras en el cuerpo de presa de Alcolea, unos trabajos que ejecuta el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes).

Pérez Viguera ha subrayado que el comienzo de estas obras “demuestra de forma incuestionable que este Gobierno de España sí cumple sus compromisos y pasa de las palabras a los hechos”. “Tras años de falsos anuncios –ha añadido¬–, este Gobierno ha puesto en marcha las obras de una infraestructura hídrica que permitirá suministrar agua superficial a los cultivos de la provincia de Huelva y desarrollar nuevas zonas de regadíos”.

El subdelegado ha incidido en la “extraordinaria importancia” de estas obras para el futuro del sector agrario de Huelva y en la “apuesta plena” del Gobierno de Mariano Rajoy, “al igual que hizo en su última legislatura el presidente Aznar con la construcción de la presa del Andévalo”.

“La agricultura en Huelva significa miles de puestos de trabajo y no hay mejor plan para la creación de empleo y para ofrecer un futuro a la juventud de nuestros pueblos, que hacer realidad proyectos como éste”, ha enfatizado el subdelegado, tras asegurar que “estas infraestructuras son para siempre y sus beneficios son a largo plazo”.

89 millones de inversión
En este sentido, Pérez Viguera ha remarcado la inversión de 89 millones de euros que supone la construcción de la presa de Alcolea “y su repercusión económica en los municipios de la zona”, lo que posibilitará “afianzar la incipiente recuperación en una provincia onubense que necesita de inversiones millonarias como ésta del Gobierno de España para crecer y dejar atrás la crisis”.

El subdelegado ha recordado que ha sido este Gobierno quien en 2012 puso en marcha actuaciones tan necesarias como el proceso de expropiaciones o las vías de comunicación para ahora poder arrancar las obras de la presa. “Sin los terrenos o sin la carretera de acceso desde Gibraleón, no era posible hacer esta infraestructura tan demandada”, ha recalcado, tras lamentar que este proyecto se haya llevado años “en el dique seco”.

Pérez Viguera ha insistido en la apuesta del Gobierno por la agricultura que se desarrolla en la provincia de Huelva con una inversión en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 que se eleva a los 27,8 millones de euros, cuantía que se destina directamente a la construcción de infraestructuras hídricas.

“Estos 27,8 millones de euros recogidos en los presupuestos garantizan las infraestructuras hídricas, como el trasvase del Condado, necesarias para regar nuestros cultivos y aumentar las hectáreas dedicadas al regadío en Huelva”, ha concluido.

Compartir.

2 comentarios

  1. Al final esto se convertirá en un trasvase de agua para el Guadalquivir, para que el fanático Zoido, lleve trasatlánticos hasta la torre del Oro. Igual que con el V Centenario, o la autovia A-49 para que los sevillanos viniesen cómodamente a nuestras playas. Sevilla nos roba. Unión a Extremadura.

  2. Cito, extracto del proyecto Life-Ethad… (Habla por sí sólo)

    “Igualmente, el impacto ambiental sobre el estuario de la ría de Huelva causado por los contaminantes transportados por los ríos Tinto y Odiel hasta el mismo es muy importante. Así, el río Odiel es la principal fuente de metales y sulfatos a la Ría de Huelva, con más del 80% del aporte de manganeso y níquel, y entre el 70 y 80% del aporte de sulfatos, aluminio, cobalto y zinc. El río Tinto sólo supera al Odiel en la carga tóxica de plomo y, especialmente, de hierro (69% del total).”

    Construir un embalse en un río que en realidad es un vertedero metálico carente de vida superior, para destinarlo a la agricultura no es algo que a mi entender tenga un sentido lógico, máxime considerando el ejemplo que ya tenemos del embalse del Sancho, cuya utilidad es en la actualidad nula (curiosamente en su día fue el pantano en el que se pescaron los primeros Black Bass en nuestra provincia).

    Ese dinero, bien podría haberse empleado para restaurar todos los puntos drenantes de ácidos mineros, los cuales siguen después de muchos años emitiendo contaminantes como puede verse en centenares de kilómetros de los ríos onubenses sin que nadie haga nada. Esto sí imposibilita el desarrollo económico sostenible.

    Por otra parte, una provincia poco poblada como la nuestra tiene en la actualidad 1400 hectómetros cúbicos, en torno al doble del agua embalsada en las provincias de Madrid, o Sevilla (éstas con agua salubre), por lo que aun se hace más ilógico el inicio de esta obra, que por ende, alterará la dinámica costera y retraerá más si cabe la línea de costa, haciéndose necesario el aporte futuro de ingentes cantidades de arena.

    Así es que, no necesitamos inversiones, necesitamos neuronas.

Leave A Reply