TERETES.
Los guapos y la Pfea.
[Paco Velasco]

3

TeretesEn España, el que no se entera es porque no quiere. En Huelva, más de lo mismo elevado a la enésima potencia del conformismo pasota que nos embarga a los oriundos de la antigua factoría que siempre fuimos.

El escándalo de la Diputación no lo es más porque los medios hayan recogido la noticia del registro por parte de la Guardia Civil. Lo que se cuece en esa entidad pública viene de antiguo. Doña Petronila nos dio lecciones públicas de por donde se pasa ella los contratos y de cómo no se debe gestionar un arrendamiento faraónico a costa del dinero de los ciudadanos.

Don José Martín, portavoz del equipo de gobierno en “DipuHuelva”, pertenece a la corte política que ahora se viene en llamar casta. El hombre besó el santo del sindicalismo y vistió el terno edilicio aljaraqueño hasta que la cueva supramunicipal lo acogió bajo su techo. El techo que ahora remueve el juzgado porque algunas baldosas del suelo parece que han sido levantadas por manos poco limpias. Eso sí, el hombre repite sin cesar que todo se ha hecho conforme a norma. Sin citar qué norma, no sea que se pille los dedos con un artículo pilón. Por supuesto, que “se respeta y colabora con la Justicia como ha venido haciendo siempre”. Sin especificar, desde luego, cuándo.

Y para que todos sepamos bien de qué pie cojean algunos socialistas de salón, aparece don Ignacio Caraballo, el heredero de la señora Guerrero, el gran muñidor de la política provincial y testaferro cuñadísimo de don Mario Jiménez, moguereño del universo sevillano de las llagas, además de puntaumbrieño de pro, acogido al comedor social de El Paraíso que rigiera Rodríguez Nevado, otro gran adalid de los desvalidos onubenses. Don Mario estaba en algunas de las comilonas de ese restaurante pero estoy seguro que apenas probaba el marisco ni degustaba mínimamente el pata negra de Jabugo ni se mojaba los labios con los caldos menos selectos. Y si utilizaba la tarjetita de la Caja no lo hacía al estilo vulgar de Blesa. Por favor, cómo se puede pensar atrocidad alguna de prócer tan distinguido. Y tan austero.

Diputación. Huelva. Paraíso del chollo y edén del poder institucional. Algunos funcionarios, si quieren sobrevivir en puestos de relumbrón, o trabajan para los políticos o reciben por conducto de conserje la ostraka del retiro. En este sentido, si hay que duplicar los gastos de docencia, pues a obedecer. Y si esos gastos no se corresponden con la naturaleza de la actividad formativa, pues a maquillar y seguir mirando hacia Coria. Y si hay que alquilar a precios estratosféricos, fuera de mercado, qué pasa. En cuanto a las facturas, ni estampillas ni sellitos. “Pa qué”.

Ay la Pfea. Ay la guapa de personal. Ay el diputado de orden. Ay el presidente de la hermandad. Ay Mario. Ayes incontenibles. Tiernos ayes. Aymé. Ay de nosotros/as. La suerte de la pfea la guapa de administración diputacional la desea. Cuánto la desea.

Compartir.

3 comentarios

  1. Inés del Mar on

    En Huelva capital no hay conformismo pasota, nada más lejos de la realidad. En su momento se despachó al PSOE de Juan Ceada y si no hubiera sido por la inestimable ayuda de IU también se hubiera despachado al PSOE de Caraballo y comparsa.
    Pero en Democracia sólo valen los votos y en aquellos municipios donde llega la mano de los ERES, de los cursos de formación, de las subvenciones, de los planes de empleo,de los consorcios, etc., es decir en los de poco tamaño, es imposible que deje de gobernar el PSOE. Y en este sentido la provincia de Huelva es el perfecto ejemplo; se viene viviendo y votando lo mismo desde 1978.

  2. Aurelio Pino Domínguez on

    Sabía que compartían los mismos “ideales” Mario Jiménez, Ignacio Caraballo y José Martín. Lo que desconocía que alguien de los tres es cuñádisimo de uno de los dos restantes. “Obras” son amores y no buenas razones. Esto se está poniendomuy interesante, Sr. Velasco.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies