La Junta destina 112 millones para impulsar inversiones del tejido empresarial

0

Inversi+¦n empleo 006La Junta de Andalucía ha puesto en marcha la nueva Orden de Incentivos al Desarrollo Industrial y a la Creación de Empleo, que destinará 112 millones de euros al apoyo de los proyectos empresariales de pymes y micropymes hasta 2018 y que será gestionada a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA). Según han expuesto los delegados del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva y de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Fiscal y Eduardo Muñoz, respectivamente, la nueva Orden simplifica la tipología de proyectos en relación con las anteriores líneas de ayudas y los reduce a dos: creación de nuevas empresas y crecimiento y consolidación de las ya existentes.

El delegado del Gobierno ha afirmado que “la creación de empleo estable y de calidad es el principal reto de la sociedad andaluza actual, para lo que resulta necesario el incremento de la actividad económica, generada por más empresas y más competitivas, que darán más puestos de trabajo y de mayor calidad”. “En este marco – ha resaltado- la Junta ha decidido reorientar los instrumentos de fomento empresarial hacia la reducción de barreras a la inversión generadora de empleo y actividad, primando de manera clara la creación y man-tenimiento de puestos de trabajo, sin dejar por ello de apoyar la innovación y la especialización productiva”.

Fiscal ha insistido en que esta orden hace una apuesta explícita por la industria, como sector capaz de ejercer de motor de arrastre para el resto de actividades y especialmente por los servicios auxiliares y el resto del tejido empresarial. “Consideramos que sólo con una industria potente, podemos crecer de manera sostenida en los próximos años. De ahí que inversión industrial y creación de empleo sean un binomio clave en esta nueva orden”, ha concluido.

Por su parte, el delegado de Economía ha destacado que estas ayudas están a disposición de las empresas viables para que puedan llevar a cabo sus proyectos e inversiones, para que ninguna buena idea se quede en un cajón por falta de apoyo, por lo que ha defendido el apoyo que la Junta de Andalucía está ofreciendo a empresarios y emprendedores porque son el auténtico motor de la economía onubense y quienes pueden generar empleo.

Como principales novedades, la Orden recoge financiación adicional para el retorno del talento andaluz; ayudas para autónomos que generen empleos adicionales al suyo, y prioridad para iniciativas promovidas por jóvenes, mujeres y empresas de economía social o localizadas en espacios de innovación.

En cuanto a los incentivos para la creación de empresas, se incorpora un apartado específico para las vinculadas a la especialización productiva en los siguientes sectores prioritarios: movilidad y logística; industria avanzada vinculada al transporte; recursos endógenos de base territorial; turismo, cultura y ocio; salud y bienestar social; agroindustria y alimentación saludable; energías renovables; eficiencia energética y construcción sostenible, y nuevas tecnologías de la información y la comunicación y economía digital.

Por su parte, la tipología de proyectos de crecimiento y consolidación empresarial incluye, junto a los altamente generadores de empleo, aquellos que supongan fuertes inversiones y creación de puestos de trabajo; los de cooperación empresarial, y los vinculados a sectores prioritarios de especialización productiva.

La orden recoge tres tipos de instrumentos de apoyo: los incentivos directos, las bonificaciones de tipos de interés y los préstamos a bajo interés. Los primeros se concederán en función del tipo de iniciativa empresarial: un 15% del gasto total incentivable del proyecto para las de inversión industrial, cooperación empresarial, innovación vincula-da a la especialización productiva y alta generación de empleo; un 20% para nuevos proyectos empresariales; y un 25% para los promovi-dos por emprendedores y nuevas firmas innovadoras vinculadas a los sectores prioritarios de especialización productiva.

Estos porcentajes pueden incrementarse en un 3% en función de cada una de las siguientes características adicionales: por cada empleo adicional; por adaptarse a la Estrategia de Innovación de Andalucía; por ser empresa de base tecnológica o innovadora; por pertenecer a sectores de media y alta tecnología, a la economía social y a colectivos prioritarios, y por ubicarse en espacios de innovación. El aumento será del 6% en el caso de iniciativas que incorporen retorno de talento (contratación de egresados o doctores andaluces que se encuentren fuera de Andalucía).

Según normativa europea, el tope máximo de incentivo es el 35% del gasto incentivable en pymes y micropymes, y hasta el 25% en las medianas empresas. En el caso de las de nueva creación, se estipula un tope de 200.000 euros para emprendedores y de 600.000 para las pequeñas empresas con iniciativas innovadoras vinculadas a la especialización productiva.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies