Opinión: La situación de la mujer en Huelva

1

Paloma García IULa candidata Paloma García denuncia en este artículo la situación de agravio, desigualdad y precariedad laboral que soportan las mujeres de Huelva. En la agricultura y el sector servicios la brecha salarial entre hombres y mujeres alcanza el 40%, y eso que estamos en el Siglo XXI. La ciudad de Huelva tiene una tasa de paro femenino que roza el 50%. Izquierda Unida cree necesario luchar desde todos los frentes por la igualdad, sin olvidar los ayuntamientos, que están en contacto directo con la realidad.

(Texto: Paloma García.  Número 2 de la lista de Izquierda Unida al Parlamento de Andalucía) El último informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos elaborado en base a los datos de 70 países, refleja que los ataques contra las niñas que van a la escuela han aumentado de manera espectacular desde 2009, con la intención de enviar el mensaje a la sociedad de que el lugar de las niñas no es la escuela, porque su papel en la sociedad es otro y, por tanto no deben ser educadas.

No podemos decir que en nuestro país se den este tipo de ataques, pero, igual que nos echamos las manos a la cabeza por ésto, nos las tenemos que echar por el hecho de que en nuestra tierra, en Andalucía, una mujer tenga que trabajar 67 días más al año para que su sueldo sea igual que el de su compañero realizando el mismo trabajo.

En nuestra provincia, la brecha salarial entre hombres y mujeres es la mayor de toda Andalucía, de un 33,5%, y llega a alcanzar el 40% en algunos sectores tan importantes en la provincia de Huelva como la agricultura o los servicios.

No hay democracia real sin igualdad de género, y en nuestra provincia, los datos de la desigualdad entre hombres y mujeres deberían ruborizar a sus representantes, porque es el Estado el garante de esa igualdad, y no está cumpliendo con su deber.

Por el contrario, los procesos de recortes en las políticas sociales, educación, y dependencia, así como la reforma laboral han agudizado las diferencias de género. Las mujeres onubenses sufren más la estacionalidad en el trabajo, (el 75% de las contrataciones son a tiempo parcial), por ejemplo en el sector hotelero, tan importante en nuestra costa, como hemos denunciado desde Izquierda Unida .

Una vez más  la crisis es utilizada para enmascarar atentados contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y una vez más, las mayores perjudicadas somos las mujeres, que sufrimos un 6% más que los hombres la tasa de paro en Andalucía, y si se consideran las capitales de provincia, Huelva es la ciudad con la mayor tasa de paro femenino de toda España: el 49,7% en el último trimestre del 2014.

Desde Izquierda Unida creemos en un modelo de sociedad donde se reconozca a las mujeres como sujetos de pleno derecho y copartícipes imprescindibles en la construcción de una democracia justa, equitativa y plena en derechos y libertades individuales y colectivas. Por ello, creemos indispensable la creación de la Consejería de la Mujer, en cuyo seno debe estar el Instituto de la Mujer, en la actualidad denostado y sin competencias, y con tan sólo un 0,08% del presupuesto del global para llevar a cabo las políticas de Igualdad y contra la Violencia de Género en Andalucía y que sea el impulsor de las políticas de género y de las medidas que deben llevar a cabo de manera coordinada, las administraciones públicas junto el sistema educativo, los medios de comunicación y los municipios.

Para llevar a cabo una verdadera política integral de igualdad de género, es necesario hacerlo desde todos los frentes, desde la escuela y los institutos, donde los planes de igualdad y la educación afectivo-sexual no se pueden quedar en una plaquita a la entrada del centro y depender de la buena voluntad de los y las docentes por falta de medios para llevarlo a cabo.

También desde los Ayuntamientos, que están en contacto directo con la realidad de las mujeres de sus municipios, y desde los medios de comunicación, que son un arma potentísima para eliminar los roles sexistas si hay voluntad política de hacerlo.

La democracia participativa, real y paritaria tiene que ser el objetivo irrenunciable de las políticas de Igualdad para erradicar de nuestras sociedades, de una vez por todas,  las estructuras patriarcales que afectan a la mitad de la humanidad, a las mujeres, sometidas a situaciones de discriminación, violencia, desigualdad y explotación.

 

 

 

 

Compartir.

1 comentario

  1. Hay que recordar a todo el mundo que el PSOE se opuso al voto femenino en las Cortes. Aunque ellos no tengan memoria, la historia sí la tiene… y las hemerotecas del Congreso. El PSOE decía que las mujeres no podían votar porque estaban influenciadas por sus maridos. Sin memoria no hay historia.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies