Asaja califica de absurda la ampliación de la Reserva de la Biosfera Marismas del Odiel

0
Imagen del Paraje Marismas del Odiel.

Imagen del Paraje Marismas del Odiel.

La organización agraria Asaja-Huelva ha recibido con estupor la comunicación de la Dirección General de Espacios Naturales –organismo dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio- en la que se comunica a la patronal su intención de ampliar la reserva de la Biosfera Marismas del Odiel de las 6.600 hectáreas que ocupa en la actualidad a unas 50.000, incluyendo en esta superficie los términos municipales de Punta Umbría y Gibraleón y sin embargo, excluyendo el de Aljaraque.

Toda vez que la Consejería solicita en su escrito a las administraciones, instituciones y otros agentes sociales implicados en la gestión de este territorio una carta de apoyo –que la propia administración incluye en su comunicación- que avale el proceso de ampliación y rezonificación propuesto, Asaja-Huelva comunica desde ya a la Junta de Andalucía que no sólo no suscribirá la propuesta, sino que además iniciará cuantos trámites resulten necesarios para que esta no se lleve a cabo.

Asaja-Huelva considera la ampliación ciertamente descabellada, por la gran extensión de territorio que quedaría afectada por la declaración de Reserva de la Biosfera de la Unesco y porque sin duda esto acarreará una serie de limitaciones para el desarrollo económico de estas áreas. Además, la organización agraria encuentra totalmente innecesaria esta ampliación y la rezonificación de los términos municipales afectados por la reserva.

Por otro lado, la comunicación enviada por la administración andaluza en la que trata de justificar la necesidad de la medida es pobre en argumentos. La Junta basa su intención en la importancia de cumplir con las recomendaciones de la Unesco y revisar una superficie que lleva así desde 1983, sin que, por otro lado, nadie parezca haberse percatado de lo obsoleto de esta distribución hasta ahora.

A renglón seguido, la Junta se apresura en aclarar que la medida “no supone añadir ninguna afección nueva”, dado que “sólo su zona núcleo debe estar declarada como espacio natural protegido”. “Las zonas restantes”, reza el escrito, “no necesitan ninguna otra normativa, dado que las funciones de las mismas permiten usos forestales, urbanos y productivos cuya regulación coincide con la normativa que las rige en la actualidad”. Esta justificación sólo hace dejar patente la nula necesidad de llevar a cabo dicha ampliación ya que en ningún momento explica la administración en qué beneficiaría la medida al entorno al que afecta o a los municipios que quedan dentro de la declaración.

Por estos motivos y a la espera de una explicación más convincente que justifique una medida de tal calado más allá del capricho o la necesidad política de obtener réditos con la aplicación de figuras medioambientales que pueden afectar a miles de personas, Asaja-Huelva no sólo no enviará la carta de apoyo sino que, como se ha explicado antes, iniciará los trámites y encuentros precisos para frenar esta maniobra y la posibilidad de que tras ella vengan figuras aún más restrictivas que puedan perjudicar a los agricultores y ganaderos de la zona integrada en la reserva.

Compartir.

Leave A Reply