DESDE MI CABINA.
Sin palabra.
[Paco Morán]

1

Uno puede incumplir un contrato firmado ante el mejor notario del mundo. Aún con ese incumplimiento, cabe el perdón o la comprensión. Pero cuando alguien no cumple con una palabra dada mirando a los ojos, ya nadie volverá a creerle.

Pasó el día diez, el once y el doce. Y al decimotercer día, lo que iba a ser un pago total a empleados y plantilla, se convirtió en una limosna que decepcionó a todo el recreativismo. Y yo tal vez el que más, porque sigo creyendo en la palabra del hombre por delante de los contratos. Los jugadores, de la misma manera, esperaban cobrar y recibieron una nueva promesa que nadie cree. Su plante es plausible y compartido desde todas las vertientes.

La única salida que tiene Víctor Hugo Mesa si da una rueda de prensa, es hacerla con el dinero encima de la mesa. Si no es así, preferible que se ahorre dar fechas y promesas porque nadie creerá a los dueños del Recre si no tienen algo tangible que ofrecer.

Tuve claro desde el primer instante, que Gildoy era una empresa sin dinero. Cuantas veces he escrito que Comas y Víctor Hugo Mesa no son jeques árabes. En primero de economía ya se habla de la imposibilidad que hay de reflotar una empresa en ruinas si no tienes dinero para hacerlo. El Recre estaba en ruina, y tuvo la mala suerte de que los únicos que se interesaron en comprarlo, eran unos señores sin dinero.

Y ustedes se preguntarán: ¿cómo han ido sobreviviendo con el embargo de estos trece meses si no tenían dinero?

Muy fácil la respuesta. Los recursos que ha ido generando la entidad con las ventas de Alexander, Chuli y Fidel, ha sido el sostén para ir pagando lo que la entidad ha necesitado en los trece meses que lleva embargada.

Ya nadie cree en nada ni en nadie. El camino sólo tiene una salida: pagar antes del partido ante el Betis, o incluso la grada joven se volverá contra el palco. Estos chicos que tanto han apoyado al Decano, también han quedado decepcionado con la llegada de Víctor Hugo Mesa con los bolsillos vacíos.

Pero también existe la teoría del que piensa que Víctor Hugo, sí tiene dinero pero no se fía de ponerlo para perderlo en un mes si el Recre no sale del descenso. Es lo que se suele hacer en estos casos. Es ganar tiempo para ver si sigue apostando por la inversión o se retira. Yo me agarro también a ese pensamiento. Si el Decano pierde en Gijón y en casa ante el Betis, probablemente no volvamos a saber más de Víctor Hugo Mesa.

Y mientras el dinero no aparece, el equipo deportivamente no es capaz de ganar a nadie. El objetivo ahora es ser cuarto por la cola para ver si Osasuna es descendido por la compra de partidos. Yo sinceramente estoy preparando el cuerpo para la Segunda B.

Compartir.

1 comentario

  1. Javier jose on

    Paco, la única explicación a todo esto es que estos señores tenían in mente hacer algún negocio relacionado con algún otro activo (terrenos tiro pichón?) y presuntamente con el ayuntamiento, otro actor importante en todo esto.

    En algún momento del año pasado esto se le vino abajo por alguna razón, y desde entonces han dejado de poner dinero.

    Si ahora venía Victor Hugo a poner dinero para pagar a la plantilla, entonces es que lo tenía, luego no me creo que no tenga dinero, sino que estratégicamente no ha querido ponerlo.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies