El Ministerio señala que la Junta debe realizar “la comunicación oficial” para el trasvase de los 4,9 hm3 al Condado

0

Reunión SE Medio Ambiente y Plataforma Regadíos CondadoEl secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha explicado este jueves que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) está a la espera de que la Junta de Andalucía comunique “de forma oficial” la tramitación del trasvase de 4,9 hectómetros cúbicos desde la Cuenca Tinto-Odiel-Piedras hasta la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

En declaraciones a los periodistas tras mantener un encuentro con la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado, Ramos ha explicado que el Ministerio está a la espera de “la comunicación oficial en la que se confirme oficialmente que se dispone de esa agua”, es decir, que “se comunique oficialmente de administración a administración”, ha insistido.

Así, según ha matizado, una vez que se ejecute esa comunicación, se puede tramitar el expediente administrativo para que “pueda llegar el agua” a los regantes. En concreto, el procedimiento contempla que tras esa comunicación se celebre el Consejo de Ministros “lo antes posible”, pero “no ha llegado todavía esa conformación de la disponibilidad del recurso”. “Una vez llegue al Ministerio se tramitará muy rápido”, ha enfatizado.

Tras remarcar que se trata de “un problema social, económico y medioambiental”, Ramos ha recordado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “tiene el máximo interés en resolver este problema” y en el marco del encuentro con los regantes ha planteado al sector las soluciones que baraja el Ministerio “para dar una respuesta lo antes posible” a las demandas de los agricultores cumpliendo “con los requisitos de conversación de Doñana, espacio tan relevante ambientalmente”.

Tras explicar que hay planteamientos a corto, medio y largo plazo, ha desgranado las distintas posibilidades que les han expuesto a los regantes. La primera de ellas se centra en el trasvase de esos 4,9 hm3 para lo que es preciso la comunicación de la Junta, a la par que ha recordado que en 2008 hubo un Consejo de Ministros para ello pero “nunca se ejecutó”, por lo que, después de estos años hay que celebrar un nuevo consejo para abordar esta cuestión. “En cuanto se confirme por la Junta se podría llevar ese trasvase otra vez al Consejo de Ministros para hacer esa transferencia”, ha reiterado.

La segunda de las opciones sería la transferencia de 15 hm3 desde esa misma cuenca del Odiel, que requiere que en el plan hidrológico de la misma se refleje esa posibilidad y que “la Junta ponga a disposición del Estado esos 15hm3 y la posibilidad de que se reciban”.

Otro de los planteamientos es traer agua desde otras infraestructuras que se están construyendo como la presa de Alcolea, “a la que en esta legislatura se le ha dado un impulso y podría aportar recurso”, pero es una opción más a largo plazo.

“En un futuro otra de las opciones es que la presa del Agrio, si en algún momento se ejecuta, y sería una opción más a largo plazo”, ha añadido Ramos, quien ha agregado que también está la posibilidad de que “agua del entorno que no se está utilizando, se utilice de una forma más óptima”, de manera que “se libere para que otros regantes puedan utilizarla”. “Serían cinco posibilidades, unas más a corto otras más a largo, que permitirían resolver una cuestión que necesita una respuesta desde hace mucho tiempo”.

Ramos, que ha remarcado que el Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana “ha tardado mucho en aprobarse” por parte de la Junta, ha incidido en que “una vez que se ha aprobado ya por la administración regional ya procede ir al fondo del tema”, que tiene “una componente jurídica y material de agua”. “Se necesita esa agua para los regadíos”, ha dicho.

Respecto a la demanda de los agricultores de que haya una solución temporal mientras se realizan esas tramitaciones, ha apuntado que, una vez aprobado el plan de ordenación de la Corona Forestal, los regantes presenten sus solicitudes como prevé el propio plan al objeto de que se inicie la tramitación en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir caso por caso.

De este modo, uno de los requisitos que acoge el plan es que deben acreditar es que están regando desde antes de 2004, por lo que les ha instado a que presenten esas solicitudes para que se inicien los expedientes administrativos correspondientes y éstos se resuelvan “en el plazo que proceda lo antes posible”.

A su juicio, “esto es una solución que transitoriamente dará una cobertura a los agricultores, toda vez que se van a estar analizando sus expedientes caso a caso y analizando si cumplen los requisitos de la Corona Norte Forestal.

Compartir.

Leave A Reply