Laberinto social.
Mi jornada de reflexión.
[Federico Soubrier]

0

Federico SoubrierVoy a intentar cumplir con mi obligación y reflexionar un poco sobre el voto de mañana. En primer lugar decido que sí, que voy a ir a votar, sobre todo porque le ha costado mucho a muchísimas personas, algunas de las cuales incluso se han dejado la vida en ello, el que hayamos llegado a tener ese derecho.
También estoy pensando que si no ejerzo ese cometido después se me caería la cara de vergüenza si me dedicó a criticar u opinar sobre el devenir de la política en este maravilloso país y comunidad autónoma.
No sería mala idea dar un repaso mental a lo que ha acontecido en los últimos años, pongamos en las últimas legislaturas, aunque se hace, si no imposible, sí muy dificultoso deslindar Andalucía del devenir de la nación.

Para empezar y a groso modo, deduzco que hoy se vive peor que hace años y el estado de bienestar ha mermado. El dinero vale y dura menos que antes, pasa por mis bolsillos como el AVE por las vías de Castilla la Mancha. Las viviendas se han devaluado de tal manera que los patrimonios de las personas de a pie pueden haberse divido al menos por dos, lo cual viene a suponer que se ha trabajado media vida para nada.

Ahora me viene a la cabeza horas y horas de prestar atención a Matías Prat hijo y a otros colegas suyos que me han dado la comida y la cena, al escuchar sus telediarios. A modo de impronta desfilan por mi cerebro los cientos de políticos, de imputados y de procesados que se han llevado el dinero público o han defraudado no tributando. Debo tener en cuenta que algunos podrían incluso aparecer mañana en las candidaturas.

Me llama la atención el ver, cuando cierro los ojos, que la baraja de naipes que componen todos los pintas a los que hacía referencia tiene cartas de todos los colores y muchas están hasta marcadas, aunque no soy capaz de ponerle mentalmente una sola cara al joker.

Reflexionando sobre la sanidad… evidentemente es más cara y la pública… va de peor en peor. Hago lo mismo sobre la educación y se me caen los palos del sombrajo. Pasan por mi cabeza los miles de jóvenes cargados con sus mochilas, a muchos de los que les expedido un Carnet Internacional para poderse buscar la vida conduciendo por otros países que sí han sido capaces de generar trabajo para los suyos y además acoger a los nuestros.

También pongo cara a aquellos políticos que, a mi entender, han proferido en público estupideces, incongruencias y barbaridades desde la más completa de las ignorancias y, lo que es peor, en algunos casos demostrado una carencia de educación inadmisible.

Bueno, creo que ya está bien de reflexionar. Lo único que tengo claro es que mañana aportaré mi granito de arena con la esperanza de que, en la siguiente jornada de reflexión que se me ofrezca, entre todos hayamos cogido la urna por los cuernos y conseguido salir de este embrollo por la puerta grande.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies