El acusado de intentar ahogar a un perro en la playa niega los hechos

0

El hombre acusado de amarrar a un perro a una piedra para que muriera ahogado en una playa de Ayamonte en marzo de 2013 ha negado los hechos ante el juzgado de lo Penal número 3 de Huelva, y se ha negado a contestar las preguntas del Ministerio Fiscal, que solicita para él once meses de cárcel.

Durante el juicio, éste ha negado que atara al animal a una roca de grandes dimensiones para que se ahogara, no obstante el fiscal considera probado que el acusado, mayor de edad y sin antecedentes penales computables a efectos de reincidencia, en marzo de 2013 llevó al perro de compañía de su madre hasta un caño perteneciente al Paraje Natural de las Marismas de Isla Cristina, en el término municipal de Ayamonte, atándolo a continuación a una piedra, que le impedía cualquier tipo de escape, con la finalidad de que el animal se ahogara cuando subiera la marea, causándole de esta manera no sólo la muerte, sino un sufrimiento innecesario e injustificado.

Por ello, el fiscal entiende estos hechos como constitutivos de un delito de maltrato animal y pide once meses de prisión, la inhabilitación especial para oficio o comercio que tenga relación con animales durante tres años, así como el pago de las costas.

Cabe recordar que el acusado fue detenido el mes de junio de ese año, tras iniciar una investigación la Guardia Civil cuando un ciudadano alertó a la Benemérita a través de su página web de que había visto en las redes sociales una fotografía de un perro muerto a orillas del mar en la provincia de Huelva, aportando el enlace en que había visto la escena.

Por ello, los agentes del Seprona realizaron comprobaciones y al hacer un seguimiento de esta entrada en la citada red social pudieron llegar hasta el presunto autor de los hechos. Según pudieron comprobar en los distintos muros de Facebook consultados, las causas que guiaron al dueño del animal a matarle de esta manera es que no tenía dinero para sacrificarle por los medios legales, así que decidió dejar amarrado al animal a una gran piedra a orillas de la citada playa para que la marea, cuando subiera, ahogara al perro.

La foto-denuncia se realizó una vez que las aguas hubieron bajado y una vez subidas a la red tuvieron una amplia repercusión, siendo muchos los usuarios de esta aplicación los que reprochaban la conducta del propietario, según indicó la Guardia Civil.

Compartir.

Leave A Reply