Reabierta al tráfico la calle Real de Arriba en Valverde tras una profunda reforma

0

1 Calle Real Arriba - reaperturaEl Ayuntamiento de Valverde del Camino ha reabierto el tráfico de la calle Real de Arriba tras concluir los trabajaos de remodelación que durante más de seis meses se han centrado en reparar una de las principales arterias del municipio, mediante la empleabilidad de unas 160 personas y la inversión de 427.000 euros del Plan de Fomento de Empleo Agrario.

La alcaldesa Loles López, junto a su equipo de Gobierno, vecinos, trabajadores y empresas participantes en la actuación, ha comprobado el nuevo estado de esta travesía, que ha sufrido una transformación íntegra. Y es que la obra se ha centrado tanto en el subsuelo, con el cambio de la red de saneamiento y en hacer del firme una infraestructura duradera en el tiempo; como en el exterior, con el adoquinado completo de la calzada y la eliminación de las barreras arquitectónicas de las aceras.

La regidora valverdeña ha agradecido la paciencia de los vecinos y comerciantes de la calle y se ha mostrado satisfecha por los resultados de la obra. “Yo estoy contenta, porque ésta es una parte importante del municipio y una reivindicación histórica. Pero, sobre todo, estoy satisfecha, porque los vecinos están felices. Éste es el objetivo de alguien que quiere a su pueblo. Además, estoy contenta, porque esta obra la ha hecho gente del pueblo, trabajadores y empresas locales”, ha resaltado López.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Manuel Cayuela, ha destacado el carácter duradero de la actuación. “Hemos arreglado lo que no se ve. Hemos instalado una nueva red de saneamiento que va a recoger agua durante muchos años y hemos colocado un hormigonado bajo los adoquines que le va a dar durabilidad, ya que antes, al haber tierra, producía todos los baches que ya se han eliminado”, ha explicado el edil, que también ha resaltado la accesibilidad de la calle, comentando que “para cualquier persona es más accesible con la eliminación de las barreras arquitectónicas”.

La calle Real de Arriba ha visto como, tras las obras, se han mantenido los aparcamientos y conservados los amarraderos de las bestias y la Cruz del Cantarero, que ocupa un lugar privilegiado en la parte baja de la vía, junto a la carretera. Una cruz que recuerda la muerte del sargento francés Cantaret, que “pagó cara su insolencia contra una joven valverdeña” durante la Guerra de la Independencia en 1811. Cayuela ha asegurado que “de obtener la confianza de los valverdeños en las próximas elecciones municipales, el equipo de Gobierno del Partido Popular acometerá la reforma del segundo tramo de la calle”.

Compartir.

Leave A Reply