Suspendida la condena de la mujer acusada de estafa a un banco hasta que se pronuncie el TC

0

La Audiencia Provincial de Huelva ha suspendido la condena por un delito de estafa contra una entidad bancaria con una pena de tres años y medio de prisión y el pago de más de 700.000 euros a una mujer, madre de dos hijos, cuya entrada voluntaria en prisión estaba prevista para el próximo día 31 de marzo. De este modo, la Audiencia ha decidido admitir el recurso de súplica presentado por ésta hasta que el Tribunal Constitucional (TC) se pronuncie sobre el recurso presentado a la sentencia condenatoria, ratificada por el Tribunal Supremo.

De este modo, según ha explicado a Europa Press la afectada, Natalia Gama Tirado, la Audiencia Provincial ha admitido el recurso de súplica que interpuso para aplazar la entrada en prisión hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional, donde presentó un recurso a la sentencia por entender que había en su caso vulneración de derechos. Además, Gama ha solicitado su indulto al Ministerio de Justicia y para ello ha recopilado un total de 9.000 firmas en 15 días.

Gama ha expresado su alegría por esta determinación judicial que evita por el momento su entrada en prisión y ha confiado en que el TC tenga en cuenta su recurso y en caso de no prosperar esta medida, espera que el Consejo de Ministros le otorgue el indulto puesto que “no soy una estafadora, sino la estafada”, ha dicho.

De este modo, tras agradecer “todo lo que se ha volcado la gente”, Gama ha dejado claro que “no va a parar hasta que se dé con el verdadero estafador”.

Hay que recordar que el Tribunal Supremo (TS) desestimó el recurso de casación interpuesto por Gama, la cual era una de las socias de una empresa con dos agencias de viajes –una en Moguer (Huelva) y otra en Valdepeñas (Ciudad Real)– y confirmó la condena a tres años y seis meses de prisión y el pago de una multa de 2.400 euros y a una entidad bancaria 732.866 euros por un delito continuado de estafa, al considerar probado que ésta, junto a otra socia –condenada a dos años de prisión y al pago de 42.908 euros–, realizó operaciones bancarias fraudulentas con tarjetas de crédito emitidas por entidades financieras extranjeras facilitadas por un cliente, C.F., cuya identidad no ha podido ser determinada.

Gama incide en que es “la estafada de esta historia”, por lo que interpuesto un recurso al Tribunal Constitucional que aún no se ha pronunciado sobre el mismo y confía en que la justicia se ponga de su lado.

Además, ha recordado que abrió esa agencia de viajes con mucha ilusión en 2009 y un año después fue “víctima de un estafador” que, según argumenta, compraba billetes de avión con tarjetas de crédito de origen fraudulento.

Compartir.

Leave A Reply