DESDE MI CABINA.
Liga de cinco.
[Paco Morán]

0

Para seguir la línea de regularidad y de cambio de imagen, el Recre volvió a merecer la victoria ante el Betis. Ya hace siete días pasó lo mismo ante el Sporting. Un partido adornado por unas gradas con 15.000 espectadores que tuvieron un comportamiento aceptable, salvo casos aislados de discordia.
Y por haber, hubo hasta pancarta, ya tan familiar, reclamando a Comas y Víctor Hugo Mesa que pagaran. Parece que todavía algunos no se han enterado que los dos empresarios están tiesos y no pueden pagar. No pagan porque no tienen dinero para hacerlo y de ahí que tengan que venir de fuera los que puedan pagar.

Y el partido también tuvo a un árbitro demasiado joven para un evento tan importante. Dos penaltis no señalados y un gol que debió subir al marcador. Al final, lo que pudo haber sido un 2-1 fue un 0-1.

Todos nos lamentamos y reclamamos justicia. Pero lo malo es que esto no sirve para nada. Los puntos se marcharon injustamente para dar mayor solidez clasificatoria al Betis y dejar carencia de puntos en el Decano.

Esto se pone cada vez más complicado. La competición por abajo se queda en una liga de cinco (Osasuna, Racing, Barcelona B, Sabadell y Recre). El sexto clasificado por la cola es el Albacete y el Recre está ya a dos partidos de los manchegos.
Hay que pensar en que de esos cinco equipos, sólo el Recre será capaz de salvarse. No hay más cuentas que esas para seguir agarrados al milagro de la permanencia.
La convulsa semana no pudo acaba de la peor manera que con una injusta derrota ante el Betis.

Ahora a pasar página y ver que sorpresas nos depararán los nuevos dueños, inversores o ayudantes de Goldoy. Porque aún no sabemos en calidad de qué estos señores meterán dinero en las arcas de la entidad. Y no sabemos aún cuanto y cuando será. Y si están dispuesto a invertir aún con el peligro de descenso.
De momento, mañana los responsables de la entidad, aceptarán la imposición de meter a un entrenador desconocido como peaje para que estos señores metan dinero. Lógico cuando uno está tieso.

Todos sin excepción, estamos indignados por el cambio de entrenador. Pero debemos entender que si el cambio ayuda para que la plantilla y los empleados cobren todas sus nóminas el próximo lunes como prometió Víctor Hugo Mesa, todos sin excepción entenderemos el cambio. Y si hay que mimar al entrenador portugués lo haremos por la causa.

Aunque el nuevo entrenador es una imposición, será el entrenador del Recre y con él habrá que estar. No llega por convencimiento de que es el técnico adecuado en esta complicada situación clasificatoria, sino que viene como empleado de la empresa inversora, que si se confirma, aliviará la enorme herida del Recre. Esto será así cuando veamos que sea así. Nadie cree en nada hasta que se confirmen todos los rumores de esta semana.

Compartir.

Leave A Reply