Ofrenda floral a las hermandades del Lunes Santo

0

Ofrenda CalvarioOfrenda Tres Caídas Ofrenda Cautivo Ofrenda PerdónEl alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha visitado esta mañana las cuatro cofradías que realizan su estación de penitencia este Lunes Santo, que se caracteriza por ser un día de cofradías de barrio, con la excepción de la Hermandad del Calvario.

Pedro Rodríguez, acompañado del concejal de Cultura, Manuel Remesal, y otros miembros de su equipo de Gobierno, ha realizado una ofrenda floral a estas hermandades. Ha visitado, en primer lugar, la cofradía del Perdón, que sale de la barriada de La Orden a primera hora de la tarde. Esta hermandad, con más de 820 hermanos y unos 250 nazarenos, se comienza a forjar en 1.984 y pasa a ser cofradía de penitencia tres años después. Procesiona con un único paso de misterio que escenifica el Monte Calvario, con la Virgen de Los Dolores y la talla de San Juan Evangelista, del joven imaginero onubense Juan Miguel Sánchez.

El conjunto representa el denominado Calvario en el que se muestra a Jesús muerto en la cruz, y junto a Él, la Santísima Virgen María y San Juan Evangelista. Su recorrido es uno de los más largos de la Semana Santa, pasando por lugares emblemáticos como el Santuario de La Cinta, la Plaza de La Merced, la Plaza de San Pedro y San Andrés.

La siguiente parada del primer edil ha sido en la Hermandad del Cautivo, que sale poco después del Perdón desde la barriada de La Hispanidad. En 1984 se convierte en cofradía de penitencia, procesionando como tal por primera vez en la Semana Santa de 1.986. Realiza su estación de penitencia con dos pasos. El primero de ellos representa el momento en que Jesús es prendido en el Huerto de los Olivos después de ser traicionado por Judas Iscariote y abandonado por sus discípulos. El paso del Señor Cautivo es obra de Francisco Márquez, mientras que la imagen de la Virgen fue realizada por Enrique Pérez Saavedra en 1984 y restaurada por el mismo autor en 1992.

Los momentos más álgidos de su estación de penitencia son el paso de la cofradía por el asilo de ancianos Santa Teresa Jornet, por la Ermita de la Soledad, Plaza San Pedro y Santa Fe. A la vuelta, es interesante la subida de la Avenida Manuel Siurot, su paso por Huerto Paco y por el barrio de La Hispanidad hasta su recogida en su templo.

La tercera ofrenda floral ha sido en las Tres Caídas, constituida como cofradía de penitencia en 1944 y realizando su primera salida procesional un año después. Consta de dos pasos: en el primero, Jesús cae por tercera vez camino del Calvario. Le ayuda Simón de Cirene y la mujer Verónica le seca el rostro mientras un soldado romano fustiga a Cristo para que se levante. Precisamente estrena este año la hermandad el cirineo, obra de Darío Fernández Parra. La imagen de Nuestro Padre Jesús de las Penas es obra de Antonio León Ortega, y en el segundo paso aparece María Santísimo del Amor, obra del mismo autor.

La salida de esta hermandad desde el barrio del Polvorín es una de las más celebradas en la ciudad, a causa de la estrechez de las puertas de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, sobre todo cuando sale el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de las Penas. Su paso por las estrechas calles del centro, donde visita a las Hermanas de la Cruz, calle La Paz, Rábida, Murillo, Vázquez López y Gobernador Alonso, es digno de admirar. Aunque el momento más intenso de su recorrido es la subida de la cuesta Cristo de las Tres Caídas, con una gran aglomeración de público.

Por último, el alcalde se ha trasladado a la Cofradía del Calvario, la única que realiza hoy su estación penitencial desde el centro de la capital, donde ha asistido también al acto de la primera levantá. La talla del Cristo de esta hermandad, fundada en 1972, fue realizada en 1973 por Antonio León Ortega. El paso es obra de Manuel Guzmán Bejarano y el misterio representa a Jesús aceptando la Cruz para la salvación; una Cruz que este año estrena unas cantoneras en plata sobredorada. La imagen de María Santísima del Rocío y Esperanza es obra póstuma del imaginero onubense Sebastián Santos Rojas y procesiona con palio bordado en oro, obra de Francisco Carrera Iglesia. Cualquier parte de su recorrido es digna de admirar, sobre todo de recogida, donde se suelen cantar numerosas saetas al Señor del Calvario y a la Virgen.

El alcalde ha destacado la brillantez del Domingo de Ramos en Huelva, que tuvo como protagonista a un tiempo magnífico, y ha animado a todos los onubenses a acompañar a las hermandades en este Lunes Santo “para poner en alza los valores de nuestra Semana Santa y convertirla en algo único”.

Compartir.

Leave A Reply