Los agricultores de Matalagrana valoran el fallo judicial que deja sin efecto el cierre de pozos

Los agricultores de la finca de ‘Matalagrana’, sita en el municipio onubense de Almonte, han valorado el fallo de la Audiencia Provincial de Huelva por el que se deja sin efecto el cierre de pozos para riego en la citada zona, porque se evita así, a juicio de este colectivo, “el cese de una actividad esencial para el desarrollo económico y social de la comarca”.

En una nota, los trabajadores han explicado que gracias a este fallo podrán continuar con sus explotaciones de agricultura ecológica e integrada durante la instrucción del proceso, eso sí “bajo un estricto control administrativo”.

Como se recordará, el pasado 15 de marzo la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva dictó auto por el que estimaba parcialmente el recurso de apelación formulado por varios agricultores contra la medida cautelar de clausura y precinto de los pozos existentes en la finca ‘Matalagrana’, adoptada el pasado mes diciembre por el Juzgado de Instrucción número dos de La Palma del Condado.

El auto de la Audiencia Provincial sostenía que la legalidad de la extracción de agua de los pozos considerados “presentaba numerosas dudas”, sin que fuera “fácil dilucidar” si las extracciones que se realizan “carecían o no de autorización”.

De ahí que expusiera que “parecía un tanto desproporcionado, teniendo en cuenta el citado contexto de falta de certidumbre, la decisión de cerrar completamente unos pozos que vienen permaneciendo activos por un prolongado plazo de tiempo sin que la Administración competente haya considerado la adopción de una medida cautelar tan drástica”.

RECURSO DE APELACIÓN

Esta decisión de la Audiencia se produce después de que el 9 de marzo se celebrase en la Sección Tercera la vista del recurso de apelación que presentaron en diciembre los 16 agricultores de la citada finca contra la orden judicial que ordenaba el cierre cautelar de los pozos para el riego.

Durante la vista, la defensa de los 16 agricultores de las fincas de ‘Matalagrana’ y ‘Borrachuelos’ pidió la nulidad de la orden judicial de 16 de diciembre de 2014 que decretaba el cierre cautelar de los pozos para el riego de sus cultivos.

Por su parte, la Fiscalía mantuvo su postura y sostuvo la importancia del cierre cautelar de los pozos mientras no hubiera una autorización de la administración competente, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que lo autorizara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *