40 empresas optan a la obra de derribo de los antiguos cuartos de armadores de Isla

La operación dará continuidad a los paseos peatonales de la ribera, poniendo en valor el paisaje de la ría para el ocio y el turismo

Un total de 40 empresas han presentado sus ofertas al concurso público para la demolición de los antiguos cuartos de armadores del muelle Martín Catena, en el puerto de Isla Cristina, como paso previo para una posterior urbanización de la zona que integre definitivamente a la ciudad con su ría. La Consejería de Fomento y Vivienda, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, ha sacado a licitación este contrato, por importe de 124.000 euros, para dar continuidad a los paseos peatonales de la ribera, poniendo así en valor el excepcional paisaje de la ría del Carreras para las actividades de ocio y turismo, que pueden verse potenciadas al ubicarse allí la dársena deportiva y el muelle de pasajeros.

La Agencia de Puertos analizará estas cuarenta propuestas y realizará la adjudicación en las próximas semanas. Tras la firma del pertinente contrato, la empresa adjudicataria dispondrá de un plazo de 70 días naturales para la ejecución de las obras. Los cuartos que serán demolidos se ubican en once naves, con una superficie de 4.274 metros cuadrados, situadas de forma perpendicular a los frentes de las calles limítrofes al puerto. El derribo se efectuará una vez que se acuerde con el sector pesquero su traslado a los nuevos cuartos de armadores.

Los cuartos recién construidos para el almacenamiento individualizado de las artes de pesca y otros enseres han supuesto un coste de 297.000 euros. Son 22 módulos individuales, repartidos en dos edificios ubicados en plena plataforma pesquera, en la zona norte del puerto. Su superficie es de 16 metros cuadrados cada uno, contando cada módulo con la posibilidad de ampliación mediante la construcción de un altillo, dejándose previsto en la estructura diseñada. Los edificios se separan 16 metros de la línea de muelle para no interferir en la operatividad del mismo.

La desaparición de los antiguos cuartos dejará una zona diáfana junto al área deportiva que contribuirá a la integración puerto-ciudad, ya que permite la reurbanización general de la ribera de la dársena deportiva, dando continuidad a los itinerarios peatonales de la fachada marítima de Isla Cristina. Con esta intervención se mejorará, además, el acceso de los usuarios actuales y potenciales a la dársena deportiva y al transporte marítimo de pasajeros que comunica Isla Cristina con Ayamonte (Punta del Moral e Isla Canela) cruzando la Ría del Carreras.

Esta operación de integración del puerto con la ciudad también contempla la remodelación del vial de cintura, un dominio portuario que en realidad se inserta en la trama urbana del municipio. De ahí que se vaya a proceder a su reurbanización y asfaltado como paso previo a su cesión al municipio. La actuación consistirá básicamente en la pavimentación del vial y la reordenación de tráficos, encauzando los propiamente portuarios hacia el interior de la dársena para liberar a este vial de tráficos pesados. Ello posibilita dedicar la vía a usos ciudadanos, abriendo espacios libres y generando una movilidad más sostenible mediante carril bici.

Todas estas intervenciones se incluyen tanto en el borrador del Plan de Usos del puerto como del Plan Director de Puertos de Andalucía, ambos actualmente en fase de tramitación. En estos documentos se recoge que la finalidad de estas intervenciones no es sólo conseguir un mayor disfrute de las infraestructuras portuarias por parte de la ciudadanía, sino también impulsar la creación de empleo en los sectores económicos que se desarrollan en el puerto, como el pesquero, el turismo náutico, el transporte de pasajeros o las actividades de ocio. En la actualidad, estos sectores emplean en el puerto de Isla Cristina a 1.450 trabajadores de forma directa y proporcionan otros 5.000 empleos indirectos.

El de Isla Cristina es el puerto pesquero más importante del sistema autonómico, por volumen de capturas, superficie dedicada a esta actividad y extensión de la flota. En conjunto, tienen como base este puerto unas doscientas embarcaciones, la mayoría de tipo artesanal, dedicadas a las artes de cerco y arrastre, y una minoría de barcos de pesca de altura. Las especies más abundantes en sus capturas son sardinas, caballas, gambas, langostinos y acedías. También posee una dársena deportiva con 204 atraques y un muelle de pasajeros que sirve para la conexión en transporte regular con Isla Canela, en la vecina localidad de Ayamonte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *