Aplazado el juicio contra el acusado de propinar una paliza mortal a un anciano en La Redondela

El Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Huelva ha aplazado el juicio que estaba previsto que comenzara este miércoles contra A.R.B.G., –de nacionalidad portuguesa, acusado de robar y de propinar una paliza mortal a un hombre de 75 años de edad, cuando se encontraba en su finca, ubicada entre El Pozo del Camino y La Redondela, en Isla Cristina, en agosto de 2012–.

La suspensión temporal se ha producido por problemas del traslado del preso desde una cárcel portuguesa, según han confirmado a Europa Press fuentes judiciales. Por el momento no se ha señalado ninguna fecha para su celebración.

Cabe recordar que según reza en el escrito del Ministerio Fiscal, el procesado está acusado de un delito de robo con fuerza en casa habitada, de robo con violencia, de asesinato, de allanamiento de morada y de hurto.

Por estos hechos, solicita un total de 30 años y ocho meses de prisión –20 de ellos por asesinato– y el pago de 100.000 euros a su viuda y de 10.000 a cada uno de los hijos del fallecido.

El fiscal considera probado que el 27 de agosto de 2012, actuando para obtener un beneficio económico a costa de lo ajeno, el acusado se aproximó hasta una caseta propiedad no determinada sita en el paraje El Cabezo de La Redondela, y donde residía R.M.O.M. En la misma, se apoderó de varias prendas de vestir y de una navaja tipo marinero.

Al día siguiente, fue hasta una finca en Pozo del Camino-La Redondela de Isla Cristina, donde, con ánimo de acabar con la vida así como de obtener un beneficio patrimonial ilegítimo a costa de lo ajeno, tras intercambiar unas palabras con el fallecido, la emprendió a pedradas contra éste propinándole numerosos y brutales golpes por todo el cuerpo, aprovechando dicho momento para sustraerle el móvil y un reloj. El hombre falleció en el hospital a los tres días a causa de los golpes.

También el acusado, el 29 de agosto en la misma localidad, forzó la cerradura de un almacén, pero no pudo sustraer nada al ser sorprendido por el dueño, y dos días después robó un vehículo en un paraje cercano, que fue hallado en Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *