Huelva aglutina el 81,96% de la cabaña de cerdo ecológico de toda Andalucía

La provincia tiene 1.186 cabezas de ganado, treinta y seis explotaciones, nueve mataderos y salas de despiece y doce empresas productoras de embutidos certificadas

Cerdo ecológico en una dehesa de la Sierra onubense.

Cerdo ecológico en una dehesa de la Sierra onubense.

El cerdo ecológico gana pujanza en Huelva. La provincia, con un total de 1.186 cabezas, aglutina ya el 81,96 por ciento de la cabaña de porcino criada en Andalucía bajo los máximos criterios de sostenibilidad y amparada, en consecuencia, por los más elevados niveles de calidad y excelencia. La comunidad autónoma cuenta en su conjunto, según los últimos datos comunicados al Sistema de Información de la Producción Ecológica en Andalucía (SIPEA) por los distintos organismos de control autorizados para la certificación en la región, con 1.447 ejemplares.

La cifra supone un incremento en la geografía onubense, por la que en 2013 se extendían 1.071 cabezas para acaparar entonces el 61,02 por ciento del sector del cerdo ecológico andaluz, que contabilizaba entonces un total de 1.755 ejemplares. Esta tendencia ascendente supone, en palabras de la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, una prueba más de la “clara apuesta” por el jamón de calidad en Huelva. Un punto en el que ha recordado otros hitos como la “decisiva” incorporación del nombre Jabugo a la Denominación de Origen Protegida y la reciente inauguración del Centro de Innovación y Promoción del Cerdo Ibérico en la localidad serrana.

Huelva, en consecuencia, afianza aún más su posición de liderazgo, muy por delante de Cádiz, que dispone de 164 cabezas de cerdo ecológico (el 11,33 por ciento); y Sevilla, donde se localizan 57 (el 3,94 por ciento). Al margen de la provincia, la tónica general en la región ha sido la del descenso del número de ejemplares, a excepción de Málaga, que ha evolucionado desde los 12 hasta los 20 en el último año (el 1,38 por ciento) para colocarse en la tercera posición. De todos ellos emana, como expone la delegada territorial, una producción que sale al mercado con ese extra de la diferenciación, el sello del mejor sabor y la garantía de un alimento saludable.

La preponderancia se mantiene al tomar como referencia la cantidad de explotaciones ecológicas. En la provincia de Huelva se registran hasta 36, lo que equivale al 58,06 por ciento de las 62 que se distribuyen por el conjunto de Andalucía. Cádiz, con 15, engloba, por su parte, el 24,19 por ciento de las mismas. Sevilla, con cinco; y Córdoba, Málaga y Jaén, con dos cada una, cierran el número de fincas dedicadas a la cría del cerdo bajo los máximos criterios de sostenibilidad en la comunidad autónoma.

En la misma línea, Huelva es también el territorio con mayor actividad transformadora asociada a la cabaña de cerdo ecológico. No en vano, suma nueve mataderos y salas de despiece autorizados en producción ecológica (de los 29 existentes en Andalucía) y 12 empresas más dedicadas a la producción de embutidos (22 en toda la región), lo que, como señala Josefa González Bayo, define el compromiso del sector con la elaboración de alimentos saludables y de calidad y el afán por avanzar en aspectos clave como la competitividad y la rentabilidad.

Con ello, según apostilla la delegada, “se consigue algo primordial, que el valor añadido de nuestras dehesas se quede en Huelva, que genere riqueza en el medio rural onubense, en especial, en las comarcas de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y el Andévalo”. Todo ello, sin dejar de subrayar el papel de lo ecológico en la protección de este “ecosistema único”, en la medida en que se trata de una producción que conjuga prácticas agrarias respetuosas con el medio ambiente, normas exigentes sobre bienestar animal, el mantenimiento de elevados niveles de biodiversidad y la no aplicación de productos químicos de síntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *