La Asamblea General de Caja Rural del Sur aprueba las cuentas de 2014

José Luis García Palacios destaca, en su intervención ante los socios, la solvencia de la entidad, que la sitúa entre los siete primeros grupos financieros del país

150408. Los asistentes a la Asamblea de Caja Rural del Sur recibieron información detallada de las cuentas anuales del 2014, que fueron aprobadas po 150408. El salón de actos de Caja Rural del Sur en Huelva se llenó con la amplia representacion de delegados que acudieron a la Asamblea General deLa Asamblea General de Socios de Caja Rural del Sur ha aprobado, por unanimidad, las cuentas anuales de la entidad presentada por el Consejo Rector, así como las cuentas anuales consolidadas del Grupo Caja Rural del Sur, formado por la misma y su sociedad de Gestión de Activos al 31 de diciembre del 2014.

En su informe a la Asamblea, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, destacó la sólida posición en solvencia de la entidad con un ratio en el Grupo del 16,12%, cuando la normativa exige al menos un 8%,  lo que la sitúa entre los siete principales grupos financieros del país.

Además, García Palacios resaltó del ejercicio el crecimiento de un 1,45% en la inversión, cuando la media del sector ha decrecido en un 5%, además del ratio de morosidad que a finales del ejercicio fue del 10,05%, dos puntos por debajo también del conjunto de la entidades financieras. Por otro lado, incidió en el crecimiento del pasivo tradicional en un 3,02% y los recursos fuera de balance en un 77%, con un incremento de los recursos totales gestionados del 7,17%.

Sobre la evolución de la entidad, el presidente explicó el impulso que se ha dado a lo largo del último año a un renovado Departamento de Extranjero para acompañar en sus procesos de internacionalización y exportaciones a las cooperativas y Pymes andaluzas, una de las claves de la mejoría en los datos de la economía andaluza.

De la misma forma valoró como positivo la tendencia en la creación de empleo en la región “lo detectamos por nuestra cercanía a los clientes –indicó en su informe- y se empieza a repuntar, poco a poco, también el consumo y las peticiones de crédito por las familias y empresas, además de las Administraciones Publicas”, un ámbito en el que Caja Rural ha empezado a entrar con fuerza desde los cambios experimentados en su actual equipo directivo.

DEFENSA DE LA BANCA COOPERATIVA

DibujoTambién el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, mostró su “satisfacción por contar, por primera vez, con la presencia en la Asamblea General de socios que han viajado desde Córdoba” y que “ahora se integran en un proyecto global y ambicioso” que aspira en el 2015 a mejorar sus resultados.

Tras enumerar los distintos hitos a los que la entidad ha tenido que hacer frente, tanto en el 2013 como en el 2014, García Palacios defendió el modelo de banca cooperativa  “en unos años donde ha quedado patente que, tanto en España como en Europa, donde presenta el 50% del sector en muchos países importantes, ha sido la única que ha mantenido, incluso aumentado, sus ratings”. “Nuestro modelo –añadió- está basado en principios cooperativos fundacionales, una amplísima base social con un compromiso de relación entre iguales; una extensa red de oficinas, para ofrecer cercanía física; una gama de productos universales y un asesoramiento claro y transparente, tanto a socios como a clientes”, que hacen que “nuestra Caja –señaló en su informe-  gobernada fundamentalmente por agricultores, cooperativas y asociaciones agrarias, penetre y arraigue cada día más en todos los sectores de la economía, convirtiéndolo en un modelo totalmente sostenible y perdurable para los tiempos futuros que nos tocarán vivir” y que, en su opinión, vienen cargado de “ciertas incertidumbres en el ámbito político e institucional”.

BENEFICIO DE 23.5 MILLONE DE EUROS EN EL 2014

Con posterioridad al informe de la Presidencia de Caja Rural del Sur, el director general de la misma, Rafael López -Tarruella, pasó  a explicar las cifras de las cuentas anuales, que antes habían sido distribuidas entre los asistentes a la Asamblea de Socios mediante un amplio tríptico con todos los datos. De esta forma, en el ejercicio del 2014 se había alcanzado un beneficio de 23,5 millones de euros. En palabras del director general las cuentas anuales que se presentaban para su aprobación se corresponden con un año “positivo y especialmente importante” al culminar con éxito el proceso de integración tecnológica y operativa de Caja Rural de Córdoba en Caja Rural del Sur” y a que “se había apostado –explicó en su intervención- por el crecimiento de una inversión sana, un aumento de los recursos fuera de balance, lo que le ha permitido cerrar el ejercicio con un fuerte  incremento de los resultados y de todos los márgenes reflejados en la cuenta de resultados, reforzando así su solvencia y competitividad frente al mercado”.

Las cuentas anuales sometidas a la Asamblea de Socios reflejan que el volumen de negocio total ascendió en 2014 a 9.300 millones de euros. “La diversificación hacia nuevos productos y segmentos financieros ha proporcionado buena parte de este aumento de negocio”, según el director general, y ello es debido a que se ha “experimentado un fuerte crecimiento en sus recursos fuera de balance, procedentes de los fondos de inversión”.

La evolución de los dudosos, como reflejan las cuentas anuales, también para el director general de Caja Rural del Sur “ha sido positiva, reduciéndose el ratio de morosidad en casi 1,5 puntos, quedando en tan sólo el 10,05%, lo que nos sitúa más de dos puntos por debajo de la media del sector”.  Añadió que la tasa de cobertura del 83,81% es “de las más altas del mundo financiero, que junto a las garantías de los activos muestran la calidad de la cartera y la gestión prudente de los riesgos llevada a cabo”.  Como muestra de ello es que Caja Rural del Sur mantenía a 31 de diciembre de 2014 el 125% del límite máximo de provisión genérica. El coeficiente de nivel 1 ordinario asciende al 15,42%, 11 puntos por encima del mínimo exigido por el regulador (4,5%) y el coeficiente de Solvencia total asciende al 16,12%, lo que supone el doble del mínimo exigido por el regulador (8%), lo que muestra la fortaleza financiera de la entidad.

CALIFICACION DE FITCH EN BBB DE ESTABLE A POSITIVA

También se dio cuenta a los asistentes a la Asamblea General que durante el año 2014 la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings confirmó el rating de Caja Rural del Sur en  BBB,  mejorando se perspectiva de estable a positiva, lo que consolida a la entidad entre las primeras del país. A juicio de Fitch, uno de los factores claves para mantener el rating de Caja Rural del Sur son sus fuertes coberturas sobre activos dudosos y sus sólidos ratios de capital.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *