Polémica entre PP y PSOE en Almonte por el cruce de denuncias judiciales

Espinosa: "Con los 380.000 euros de dinero público que el PP ha gastado en denuncias se podrían haber creado 100 empleos"

Rocío Espinosa.

Rocío Espinosa.

Populares y socialistas de Almonte han protagonizado este martes un cruce de acusaciones a cuento de las denuncias interpuestas en los juzgados durante el presente mandato. Para Rocío Espinosa, candidata del PSOE en las municipales, “con los 380.000 euros de dinero público que el PP se ha gastado en denuncias se podrían haber creado 100 puestos de trabajo”. Por su parte, el actual alcalde y candidato del PP, José Antonio Domínguez, ha acusado a los socialistas de haber iniciado una estrategia de denuncias judiciales “después de ‘perder’ 30 millones de euros en contratos y compras irregulares”.

ROCÍO ESPINOSA

La secretaria general del PSOE de Almonte y candidata a la Alcaldía para las próximas elecciones, Rocío Espinosa, ha lamentado en rueda de prensa que el PP en lugar de trabajar para solucionar los problemas de los ciudadanos se haya gastado 380.000 euros de dinero público en denuncias contra el Partido Socialista, concretamente 240.000 euros en abogados y 140.000 en campaña informativa, “en lugar de llevar a cabo un plan de empleo para el municipio con el que podría haber creado 100 puestos de trabajos, al menos, durante tres meses”.

Según Espinosa, “el PP se ha centrado esta legislatura en destruir y atacar al Partido Socialista y no en dar respuesta a los problemas de los ciudadanos”. En esta línea, criticó que el alcalde, José Antonio Domínguez, haya utilizado la institución y el dinero público para perseguir al adversario político e intentar ganar en los tribunales lo que no consiguió en las urnas, judicializando la vida política”.

Además, la candidata socialista señaló que el equipo de Gobierno no sólo se ha limitado a judicializar a dirigentes políticos sino que también ha denunciado a trabajadores municipales. Ante ello, Espinosa incidió en que “en política no todo vale, ya que lo único que ha hecho en estos cuatro años ha sido ensuciar la vida pública sin aportar nada, utilizando una institución y el dinero público”.

En este sentido, Rocío Espinosa apuntó que “estos cuatro años de acciones judiciales ha tenido un ‘efecto boomerang’ y, prueba de ello, es que Domínguez es el alcalde más imputado de Andalucía con seis causas judiciales pendientes”.

Asimismo, la candidata socialista recriminó que en todo momento el alcalde “haya prescindido de la presunción de inocencia y se haya fomentado el odio y el rencor”, porque incluso se ha cebado con miembros de la lista de la candidatura a las próximas elecciones, como en el caso de Isidro Medina.

Por todo ello, Rocío Espinosa trasladó su compromiso de “dignificar” la política y trabajar de manera “sana” por la gente de su municipio, “porque tenemos que dar soluciones a los problemas de los ciudadanos”.

ALCALDE DE ALMONTE

José Antonio Domínguez, en el centro de la imagen.

José Antonio Domínguez, en el centro de la imagen.

Por su parte, el alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, ha respondido a través de una nota de prensa a las informaciones y críticas vertidas por el PSOE de Huelva “en relación con las seis imputaciones interpuestas contra su persona por los socialistas o por empresarios afines a esta formación política en el curso de esta legislatura”.

Para Domínguez, se trata de “buscar imputaciones del rival a toda costa, sobre temas en los que estamos defendiendo el interés del Ayuntamiento y sus ciudadanos frente a quienes se han beneficiado de contratos ilegales o fraudulentos, o los están incumpliendo perjudicando gravemente a los vecinos. Es un riesgo que tenemos que asumir los que nos enfrentamos a quienes han gobernado durante décadas y su red clientelar”.

Según el alcalde, “la estrategia planteada por el PSOE en esta legislatura es levantar sospechas contra el adversario político, a través de imputaciones nacidas de querellas artificiosas o falsas, con las que buscar titulares en los periódicos. Está claro que quieren conseguir en el Juzgado de La Palma del Condado lo que ya no son capaces de lograr en las urnas, ya que los fines de esta estrategia son meramente electoralistas. Además, están judicializando la política y la vía administrativa con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos, ya que de paso contribuyen a ralentizar la administración. Por nuestra parte y por poner un ejemplo, recuperar 300.000 euros anuales procedentes del contrato de las multas suponen una inmediata mejora en los servicios que podemos prestar. Ese es nuestro interés”, ha subrayado.

“Por otra parte, los socialistas de Almonte y sus empresas afines pretenden generar entre la ciudadanía la opinión de que si todos estamos imputados es porque todos somos iguales. Hay que decir con claridad que no es lo mismo tener esta garantía procesal –la imputación- por admitir una recusación que procede o al revés, crear empleo, defender el patrimonio municipal o la economía del Ayuntamiento frente a contratos excesivos o fraudulentos, que por las denuncias que nosotros hemos presentado contra los anteriores gestores socialistas en la intención de seguir defendiendo los intereses generales, ya que por el camino se han perdido 30 millones de euros entre contratos y compras irregulares”.

“Por su parte, el PSOE y su red clientelar ha presentado más de 20 querellas contra concejales de este equipo de Gobierno, como Fátima Pérez –por un trámite administrativo sobreseído hasta en cuatro ocasiones-, José Joaquín de la Torre –los palos para la Venida de la Virgen, archivado- Rocío Delgado –archivado-, etc. Por nuestra parte, era un compromiso electoral llevar a la justicia contratos y compras que han tenido grandes benefactores y beneficiados, y que finalmente se han concretado en cuatro denuncias”.

Por lo tanto, “si hemos mirado en todo momento por los intereses de los vecinos, nosotros somos doblemente inocentes y ellos, doblemente verdugos, puesto que han dejado una deuda de 60 millones de euros procedentes de su gestión y encima quieren impedir que se revierta esta situación, atacando a quienes estamos al frente de aportar luz a unos contratos que ya han sido declarados nulos e ilegales por el Consejo Consultivo de la Junta de Andalucía. Por cierto, adonde los hemos llevado después de que nos pusieran todas las trabas del mundo en los plenos, con la ayuda y el voto de un concejal que se salió de nuestra formación”.

Finalmente, Domínguez Iglesias ha expresado que tiene “la conciencia muy tranquila, así que lo que queda es seguir esperando que las causas se vayan archivando, tal y como ha venido sucediendo. El PSOE está cargando contra mi presunción de inocencia, algo que al parecer solo reclaman para ellos mismos. Han llegado incluso a relacionar al Partido Popular con acusaciones contra miembros de la lista electoral socialista para las próximas elecciones municipales, cuando estas provienen del sumario de la jueza Alaya en el caso Formades. En cualquier caso, ha quedado meridianamente claro durante esta legislatura que su intención es defender los intereses de algunos, y que tratarán de revertir ‘Campo de Golf, Dehesas, Iddiam y Aproindo’ a la situación anterior a nuestra llegada al gobierno de Almonte”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *