El alcalde de Cartaya denuncia al portavoz socialista “por acusación falsa”

El alcalde de Cartaya, el independiente Juan Polo, ha solicitado la celebración de un acto de conciliación previo a la interposición de una querella por supuestas injurias y calumnias graves con publicidad contra el portavoz del grupo municipal socialista, Alexis Landero Madroñal, tras haber manifestado supuestamente por escrito en las redes sociales que “el alcalde de Cartaya falsifica un certificado notarial sobre el precio del agua”.

El regidor local, que desmiente “rotundamente haber falsificado ningún documento”, considera que “no se puede consentir que se manipule la realidad hasta el punto de inventarse un delito y atribuírselo de forma gratuita a quien, además, representa a una Institución, con el único objetivo de dañar mi imagen de cara a los ciudadanos, sin el más mínimo escrúpulo”, ha informado el propio alcalde en un comunicado.

A su vez, explica en su escrito el primer edil que el portavoz de la oposición acompañó dicha afirmación con las fotografías de dos documentos que, a su juicio, “además dejan claro que no ha habido en ningún momento ningún tipo de falsificación de documento alguno”.

Se trata, detalla el escrito, un certificado del secretario del Consistorio con fecha 24 de marzo de 2015 donde consta literalmente que, “según informe emitido por los servicios municipales, resulta que las tarifas por suministro de agua potable en el municipio de Cartaya son un 13,80 por ciento más bajas que las aplicables en los municipios que forman parte de la Mancomunidad de Servicios de la provincia de Huelva (MAS) y cuyo servicio se presta a través de la empresa pública Giahsa”.

Dicho porcentaje, asegura, “se corresponde con la media de las diferentes cuotas y bloques”, a lo que añade que, en cuanto al servicio de recogida de residuos urbanos, “la tarifa es inferior en un 12,89 por ciento que la aplicada por la MAS”.

La segunda de las fotografías publicadas, según explica el alcalde, consiste en un documento del notario que dice literalmente ‘Testimonio por Exhibición de Documentos’, indicando que “la copia del certificado descrito anteriormente es reproducción exacta de su original”.

No obstante, prosigue el alcalde en su escrito, “y pese a la claridad y la legalidad de ambos documentos que se publican, el portavoz socialista afirma que se ha falsificado un certificado notarial sobre el precio del agua, manifestación que dista absolutamente de la realidad, careciendo además de sentido alguno la interpretación injuriosa y calumniadora que se ofrece ante tales documentos”.

Explica al respecto el escrito del regidor local que “lo único que se realiza mediante documento notarial es un testimonio que da fe de que la fotocopia consistente en certificado del Secretario del Ayuntamiento de Cartaya, una vez cotejada, concuerda con la original y es reproducción exacta de la misma, sin que en modo alguno se esté falsificando nada”.

ACCIONES PREVIAS ACLARATORIAS
A todo ello, añade Polo, “la mala fe con la que actúa el portavoz socialista queda aún más patente cuando tenemos en cuenta que, para evitar malas interpretaciones con respecto a estos documentos, ya el Ayuntamiento hizo pública una nota aclaratoria en la página web municipal el jueves 2 de abril, cuatro días antes”.

En la citada nota se especificaba que “con el certificado del secretario y el documento del notario, el Consistorio lo único que ha pretendido es no dejar lugar a dudas de que la fotocopia concuerda con el certificado municipal original, y que es un documento oficial avalado por un funcionario público”.

Por todo ello, el alcalde solicita al portavoz socialista “que reconozca que dichas declaraciones son falsas y son constitutivas de delito de injurias y calumnias graves y con publicidad, ya que el único objeto y ánimo perseguido ha sido el de ofenderme e injuriarme públicamente y atentar injustificadamente contra mi reputación”.

Finalmente, Polo asegura que no va a “consentir que la continua manipulación de la realidad que hace el portavoz socialista traspase las líneas del respeto hacia las instituciones y las personas”, indicando además que “no todo vale ni a cualquier precio y es muy grave acusar a un alcalde de falsificar un documento oficial, a sabiendas de que esa falsificación jamás ha existido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *