DESDE MI CABINA.
Situación sin patente.
[Paco Morán]

La falta de pago a sus jugadores y empleados, no lleva la patente del Recreativo. Ayer, los jugadores del Elche se plantaron por no cobrar, y porque sus dueños incumplen promesas tras promesas. Los jugadores han decidido no acudir a las ruedas de prensa organizadas por el club, ni a los actos oficiales programados por la entidad, hasta que la situación institucional de la entidad quede resuelta.
En una nota oficial difundida por el club, se indica que “los jugadores e integrantes del cuerpo técnico del primer equipo del Elche CF quieren comunicar públicamente que desde el día de hoy y hasta que la situación institucional del club quede solventada no van a participar en ningún acto público, comparecencia o cualquier otro evento de representación institucional del Elche CF”.
A los jugadores del Elche se les adeudan los meses de marzo y abril de esta temporada más la prima de la permanencia del pasado campeonato para los futbolistas que ya estaban del pasado curso.
Otro de los muchos casos que van salpicando al fútbol español en los últimos años. Este club también quisiera fichar al presidente del Numancia para poner orden económico.
Este cuento de nunca acabar, sólo tendría una solución: club que en tres años no se haya puesto al día con empleados, jugadores, proveedores e instrucciones, debería descender dos categorías.
Cierto es que las deudas generadas por todos los clubes en los últimos años, necesita de una tregua liviana. Hay que poner fecha de caducidad y el que aguante que lo haga y el que no, que empiece de cero.
En el Recre sigue el compás de espera para empleados, y esperanza para los jugadores que siguen esperando convertir en dinero, los pagarés dados por el presidente Comas.
Y a todo esto, el sábado otra final de los ocho que quedarán.
La salvación parece elevarse a los 50 puntos, habida cuenta de las victorias de los equipos de zona baja. Ganar cinco partidos para asegurase, no sólo la permanencia, sino también el futuro del club.
El técnico no tiene laterales para afrontar este choque ante el Albacete. Deberá José Domínguez amoldar un central a lateral o convertir a Antonio Núñez en lateral diestro, experiencia negativa en otros partidos.
En todos los casos, lo cierto es que los profesionales están muy comprometidos y todos hacen piña para el apoyo mutuo.
Nadie dijo que sería fácil mantener la categoría, y más como están apretando los equipos de abajo. Ahora no es cuestión de analizar si juega uno u otro. Dejar a los técnicos en su labor, porque son ellos los que tienen la responsabilidad de salvar una situación que tiene bastante preocupada a una afición, que se seguirá volcada con los suyos ocurra lo que ocurra en el exterior del Colombino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *