Opinión: Cumplir las normas

Mazagón(Texto y foto: José Antonio Mayo Abargues) Vivir en sociedad conlleva una serie de normas de conducta que todos estamos obligados a acatar, es algo fundamental para el buen desarrollo de nuestras vidas y nadie se debe saltar esas normas a la torera, aunque esto suele ocurrir con mucha frecuencia y delante de nuestras propias narices.

Es lo que ocurre todos los fines de semana y días festivos en la calle Eslora de Mazagón, conocida popularmente como la  Calle del Negro, una calle en la que está prohibido el tráfico de vehículos a motor, los sábados, domingos y festivos, desde las 13.30 hasta las 2.00 horas, considerándose calle peatonal para que los clientes de los bares de esta calle puedan disfrutar del aperitivo en las terrazas con total seguridad, sin exponerse a sufrir un accidente.

Sin embargo, no es raro ver a cualquier hora de esos días señalados, cómo algunos ciudadanos infringen esas normas básicas de convivencia y aparcan sus vehículos en sitios prohibidos, con el objeto de no tener que perder el tiempo en buscar un aparcamiento, y así tenerlos más cerca de los bares a la hora de irse.

Se advierte de esta prohibición con una valla colocada en el centro de la entrada de la calle, y con un cartel en la acera de la izquierda, que hace referencia a los días de la prohibición y a la franja horaria. Pero estas personas hacen caso omiso de las señales y aparcan sus motos dentro de la calle, causando un trastorno a los que disfrutan de su estancia en las terrazas, y siendo un peligro para los niños que juegan en la calle, ya que pueden tocar un tubo de escape inconscientemente y quedarse pegados con el calor

Luego están los coches que aparcan en la entrada de la calle, impidiendo el acceso a ella de algún vehículo de emergencias: ambulancia, bomberos, etc. Se han dado casos en los que la ambulancia no ha podido pasar por estar los vehículos estacionados en la entrada a la calle y han tenido que acceder por otro lugar, con la consiguiente pérdida de tiempo que ello supone.

Con esta denuncia se pretende sensibilizar a los usuarios de esta calle para que no hagan un mal uso de ella, y dar un toque de atención a las autoridades municipales para que obliguen a cumplir las normas a estos infractores. Que esta sociedad sea mejor, es cosa de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *