Gran respuesta al ciclo de Jazz en Mazagón

actuación en el parqueDos conciertos en el parque público cerraron ayer el ciclo Mazagón Jazz, un programa de difusión cultural que ha convertido a la localidad costera en lugar de encuentro para los aficionados a este singular estilo musical que lleva más de un siglo emocionando al mundo. La presencia en las actividades ha sido masiva.

Tras los conciertos didácticos y master class que se desarrollaron en las jornadas del miércoles y jueves, el III Ciclo Mazagón Jazz ha contado durante el fin de semana con una masiva asistencia de público, colgándose el cartel de no hay billetes en los conciertos que se celebraron el viernes en el edificio multifuncional y el sábado en el espectacular espacio del patio interior del edificio de El Faro.

El viernes las propuestas se iniciaron con una master class sobre improvisación a cargo del gran saxofonista Javier Ortí que, ya por la tarde, ofrecería junto a su quinteto en el salón de actos del edificio multifuncional un concierto presentando los temas de su último trabajo Intrology, que contó con una gran respuesta de los aficionados hasta el punto de que se agotaron todas las localidades disponibles.

La programación de este ciclo Mazagón Jazz impulsado por la productora MOS Productions con  el apoyo del Ayuntamiento de Moguer y la asociación de vecinos de la localidad costera, continuó en la mañana del sábado con un concierto didáctico a cargo de profesores del Instituto de Música Moderna y Jazz de Huelva, y ya por la tarde, con una charla coloquio titulada «El jazz es fácil» a cargo del prestigioso periodista y divulgador musical Javier Domínguez, especialista de Canal Sur en este tipo de música, y director del programa El Bulevar del Jazz.

Uno de los momentos más especiales de este ciclo 2015 fue sin duda la actuación del excepcional pianista francés afincado en Portugal, Samuel Lercher, que ofreció en el singular espacio del patio interior del edificio de El Faro, un inolvidable concierto en el que presentó los temas de su último disco titulado Epilogue, acompañado por los músicos portugueses Francisco Brito al contrabajo y Rui Pereira a la batería. Tras recorrer escenarios de las principales ciudades portuguesas y francesas, el trío presentó en Mazagón este trabajo en el que se mezclaron las principales influencias de su líder, como son el jazz y la música clásica, para ofrecer un espectáculo verdaderamente redondo que hizo las delicias del numeroso público que abarrotó el emblemático espacio.

Tras el concierto, la música de jazz y la gastronomía se dieron la mano con una cena tematizada que se desarrolló en el Restaurante el Remo, que también agotó todas las plazas previstas, convirtiéndose en una agradable velada de maridaje entre la emoción de los sonidos del jazz y los exquisitos manjares de nuestra tierra.

Mazagón Jazz concluyó ayer domingo con dos nuevos conciertos gratuitos, como todos los programados durante el ciclo, unas actuaciones que tuvieron lugar en el hermoso parque público de la localidad. La primera cita fue con la Big Band de Punta Umbría, un grupo formado por casi una treintena de músicos, la mayoría de ellos jóvenes intérpretes, que tocaron un animado repertorio en el que tuvieron cabida algunos de los temas más populares del jazz y el blues. Y como colofón a todo el evento que ha convertido a Mazagón en destino obligado para los aficionados a este centenario estilo musical, los hermanos Rafa y Antonio López, principales promotores de este gran programa cultural, acompañados por el saxo de Damián Fernández ofrecieron un espectáculo de swing acústico que puso un magnífico colofón a un fin de semana impregnado de los sonidos y emociones que trasmite el jazz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *