El PP exige dimisiones en el SAS por el caso del falso médico de la Cuenca Minera

El Partido Popular de la Cuenca Minera ha acusado a los responsables sanitarios  de la comarca de mirar para otro lado ante el caso del falso médico de la Cuenca,  “por lo que solicitamos la inmediata dimisión del gerente del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva y la delegada Provincial de Salud de la Junta de Andalucía”.

Desde que hace tres meses el PP comarcal informara a la opinión pública sobre la existencia de un maestro de escuela que había actuado como médico del SAS durante los meses de agosto y septiembre en los pueblos de la Zona Básica de Salud de Riotinto,  “no ha habido ninguna actuación por parte de las autoridades competentes encaminada a dar explicaciones a los vecinos ni se ha abierto ninguna investigación para detectar afectados por la atención de E.G.C., como solicitábamos por parte del Partido Popular”.

Para el PP, “es lamentable que aquellos políticos que deben velar por el correcto funcionamiento de la sanidad en la Cuenca Minera aún no hayan informado a los vecinos y vecinas de la comarca sobre un hecho de tal gravedad, ocho meses después de que se produjera”.

Por ello, “desde el PP vamos a seguir exigiendo al gerente del Área y a la delegada provincial de Salud que apliquen el mayor rigor cuando esté en juego la salud de los habitantes de la Cuenca Minera y que no se intente engañar a los vecinos y vecinas de los pueblos de la Zona Básica de Salud de Riotinto tratando de silenciar lo ocurrido”.

El PP ha presentado mociones en los diferentes pueblos de la comarca exigiéndole al gerente del Área Sanitaria y a la delegada provincial de Salud  la apertura de una investigación por parte del SAS, explicaciones a los vecinos y una campaña informativa dirigida a los usuarios de los Centros de Salud de la Comarca para detectar posibles afectados por la asistencia  de este falso médico.

“Ante el injustificable silencio tanto del gerente como de la delegada de Salud,  desde el Partido Popular de la Cuenca Minera pedimos su dimisión y, en caso que esta no se produzca su cese inmediato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *