Mariscadores de Doñana solicitan un plan de empleo a la Junta

Conclusiones reunión Ayuntamiento Almonte asociaciones de mariscadoresLa problemática que sufren los ochenta mariscadores profesionales de Doñana ha sido el tema abordado por el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Almonte, José Joaquín de la Torre (PP) y los representantes de las asociaciones de la localidad, Villamanrique y Pilas, en la que a su vez se integran los trabajadores de este municipio junto a Hinojos y Carrión.

De la Torre recordó que el pasado año se mantuvieron reuniones con la dirección general de Pesca de la Junta de Andalucía en la que participaron los diferentes ayuntamientos, “pero la situación se encuentra estancada, con el caladero cerrado por toxinas y el colectivo sin ocupación. Por ello, vamos a proponer con alcaldes de los municipios afectados que la Junta ponga en marcha un plan de empleo específico para los mariscadores el entorno de Doñana, consistente en la limpieza del litoral. Una labor que hasta el momento se está realizando con medios del Parque Nacional y con empresas públicas”.

“De este modo –prosiguió De la Torre-, queremos que se palie la situación dramática que están soportando estos trabajadores, que apenas pudieron faenar tres meses el pasado año y tienen que pagar invariablemente un sello mensual de 200 euros. Por esta razón, necesitan de una actividad complementaria  en cuanto cierra el caladero. Hay que aclarar que los coquineros no pueden entrar en los planes de empleo que pone en marcha la Junta, ya que al ser autónomos no pueden acogerse”, argumentó.

Por ello, “vamos a solicitar ser recibidos de nuevo en la Junta, tanto en la dirección de general de Pesca como en la Consejería de Empleo para que sean sensibles a esta situación. También incluiremos en Almonte una moción en el próximo pleno de mayo, para que la administración autonómica tome conciencia de esta problemática. Estamos seguros del apoyo que recibiremos del resto de fuerzas políticas.”

Por su parte, los mariscadores han informado de que “de nuevo se ha cerrado el caladero, después de que se ha mantenido parado durante todo un mes este mismo año”. Una situación que amenaza con eliminar a los mariscadores profesionales de Doñana como uso tradicional en la zona. Finalmente, los diferentes representantes de asociaciones han apoyado la colaboración que les ha prestado el Ayuntamiento almonteño, ante la situación de incertidumbre que atraviesan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *