TERETES.
Givsalistos.
[Paco Velasco]

TeretesUn periódico local de Huelva proporcionaba a sus lectores, el día 27 de abril de 2015, el siguiente titular: “El fiscal señala un “posible alzamiento de bienes” en Givsa entre 2008 y 2011. GIVSA son las siglas de Gestora de Infraestructuras de Valverde del Camino. Tres años antes, el día 2 de mayo de 2012, servidor escribió el artículo que se reproduce a continuación:

Los Listos de GIVSA. Los cañones de Navarone. El hundimiento del Titanic. La España negra de Puerto Hurraco. Engaña o revienta. Cocaína o mariscadas. Los títulos de las películas avanzan contenidos sobrecogedores. Los listos de la lista de GIVSA son los contrarios a la lista de Schindler. No se trata de salvar a judíos del holocausto nazi. La intención es participar del festín público a sabiendas de que los gastos son abonados por el pueblo.

GIVSA es la empresa municipal de suelo y vivienda de Valverde del Camino. En ella, algunos desalmados del Psoe hallaron el filón ideal para endeudar las arcas públicas. Si en vez de dinero, nos refiriéramos a personas, estaríamos ante un genocidio en toda regla. Esquilmar como meta y enriquecerse como medio. La nueva alcaldesa, la señora López, está sudando sangre para poner orden en el erial en que su predecesor ha dejado la localidad más industriosa de la provincia. Sangre, sudor y lágrimas, más allá del tópico de la expresión.

A uno le gustaría saber quién era el/la gerente de GIVSA en los últimos años de mandato psoecialista. Ardo en deseos de que alguien me lo diga. No me asusta la investigación pero animo a que se me informe y se me documente sobre el tema. Por ejemplo. Gerenciar una empresa municipal exige requisitos profesionales allende la designación política. En este punto, qué relación tiene o tenía el profesional situado al frente de esa empresa con los altos cargos de la capital del mueble y del calzado. Se pretendía satisfacer intereses privados o compensar favores de amiguitos del alma. Qué razones explican el nombramiento de esa persona. Qué deuda se encontró la misma al acceder a tan importante puesto. Qué medidas adoptó para sanear el déficit. Si aplicó, o no, recortes para mitigar el estado ruinoso de las cuentas o, por el contrario, contribuyó a engordar el soufflé. A uno le gustaría conocer la respuesta a estas disquisiciones y tantas otras que dejo en el tintero.

En materia de delitos o de infracciones en general, los penalistas se preguntan siempre el móvil. Cui prodest. Servidor se malicia que algún pez gordo está metido hasta las trancas en el entramado de esta empresa y de varias otras relacionadas con el partido de Barrero y de Jiménez. No es que piense mal y acertaré. Ni hablar. Reflexiono en alta voz y traslado a los lectores mis pensamientos y mis dudas. A nadie acuso. A nadie nombro. Sí expongo. Hay matrimonios de conveniencia y parejas de baile. En el seno de estas relaciones, se urden gigantescos negocios sucios. En nombre del pueblo, pero contra el pueblo, algunos listísimos, de la lista de los EREs, se forran. Después envuelven el convoluto en el papel regalo de la ideología más zafia. Y a seguir viviendo. Después de un rato de tempestad, atemperada por el fuego de una buena chimenea en chalet de lujo, escampa. Siempre escampa.

La lluvia sólo cala a los pobres. Los ricos están bien amparados. Entre ellos y por ellos. Lo de GIVSA huele tan mal que, cuando finalice la auditoría, se necesitarán kilolitros de lejía para alejar la pestilencia. Lo mismo la Fiscalía interviene no ya por malversación de fondos o por delitos contra la Administración, sino contra el medio ambiente y la salud pública. Lo mismo. Habrá que esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *