Cepsa y la UHU confirman la eficacia de un nuevo tipo de análisis para los asfaltenos

La presencia de estos compuestos del crudo puede incidir en la calidad de los productos

Laboratorio-de-RLR-588Cepsa y la Universidad de Huelva, en el marco de la Cátedra Cepsa, han colaborado en el desarrollo de un nuevo sistema de control de los denominados asfaltenos, unos compuestos poliaromáticos pesados, presentes en el crudo, y que se concentran en las fracciones más pesadas del petróleo durante el proceso de refino. Su presencia puede llegar a condicionar el funcionamiento de las instalaciones refineras e incluso repercutir en la calidad de los productos obtenidos, de ahí que sea importante controlar su contenido con análisis químicos frecuentes.

Con la colaboración del Centro de Investigación de Cepsa, el equipo científico de la Universidad de Huelva dirigido por los profesores Agustín García Barneto  y José Ariza, ha trabajado en el desarrollo de un nuevo tipo de análisis, basado en la termogravimetría, más rápido que los utilizados actualmente para la determinación de caracterización de asfaltenos.

La termogravimetría
Es un análisis térmico que permite monitorizar los cambios en la masa de una muestra que es sometida a un determinado programa de calentamiento. La termobalanza, que así se llama el aparato que realiza el análisis, es un horno que contiene en su interior una balanza de precisión. Los materiales de naturaleza orgánica, como por ejemplo el petróleo y sus derivados, a medida que se calientan presentan perfiles de pérdida de masa característicos. En estos casos el proceso de degradación térmica cuenta con dos fases bien diferenciadas, una primera de vaporización de los compuestos ligeros, y otra segunda en la que los materiales más pesados sufren un proceso de cracking (ruptura) que da lugar a volátiles y a un residuo carbonoso (coke).

Desde 2013, y una vez comprobada la eficacia de la termogravimetría en la caracterización de residuos de la industria del petróleo, se planteó una segunda fase orientada a introducir ese análisis térmico en el control del proceso de refino, particularmente en lo relativo a sus fracciones pesadas. “La investigación en esta etapa ha estado marcada por dos hechos: la importancia del objeto de estudios por cuanto supondría la introducción del análisis termogravimétrico en el control de una refinería de petróleo, y un nuevo modelo de gestión en el que los equipos de la Universidad de Huelva y los de Cepsa han funcionado de manera integrada. Esto, además de suponer un ahorro de costes y tiempo, ha permitido que el Laboratorio de la Refinería “La Rábida”, el Centro de investigación de Cepsa y la UHU actuaran como un solo equipo”, ha destacado el investigador José Ariza, quien a tenor de esta importante colaboración califica de “importantes”, los resultados obtenidos hasta la fecha.

En este sentido, y aunque la investigación no ha finalizado, el equipo ha publicado en revistas científicas, los primeros resultados, relativos a las ventajas y valiosa información que ofrecen los análisis termogravimétricos, directamente vinculados con la optimización y la calidad de los productos que se derivan del petróleo y que se obtienen durante el proceso de refinado.

Otras investigaciones de Cepsa
Además de esta investigación, Cepsa y la UHU, a través de su Cátedra, están profundizando, entre otros estudios, en el “Procedimiento para la oxidación catalítica de Benceno a Fenol”, bajo la directriz del catedrático Pedro Pérez; y, también, el apoyo al proyecto de la Gestión del Talento, en el marco de ESTALMAT (Estímulo al Talento Matemático) con la responsabilidad de la Sociedad Andaluza de Educación Matemática y participación de las diez Universidades Andaluzas, y las Consejerías de Educación y de Innovación Ciencia y Empresa.

A través de todas estas iniciativas, la Compañía mantiene su compromiso con la labor investigadora y la firme convicción de que una colaboración fluida entre el ámbito universitario y el empresarial contribuye de forma extraordinaria a la generación de conocimiento.

Cátedra Cepsa
La Cátedra Cepsa de la UHU se creó en 2003 como un instrumento de colaboración con la Onubense que venía a canalizar las actividades formativas/académicas y de mecenazgo que Cepsa realizaba desde 1994. En 1999 Cepsa y UHU firman un convenio específico que incrementará este programa. La de Cepsa fue la primera Cátedra creada en la Universidad de Huelva. Desde su constitución, se vertebra en torno a dos ejes: desarrollo de Competencias Profesionales y potenciación de la Investigación y el Medio Ambiente. Además de la Huelva, Cepsa tiene dos cátedras más en Andalucía, las correspondientes a las universidades de Sevilla y Cádiz. A través de todas estas iniciativas, la Compañía mantiene su compromiso con la labor investigadora y la firme convicción de que una colaboración fluida entre el ámbito universitario y el empresarial contribuye de forma extraordinaria a la generación de conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *