Programa de Cruz Roja de Atención a Menores de Familias en Riesgo de Exclusión

Cruz Roja Huelva inicia una nueva edición de las Escuelas de Padres y las actividades lúdico-educativas dentro de su proyecto de Atención a Menores con Familias en Dificultad Social, que tiene el objetivo fundamental de dar una respuesta integral a las necesidades de los niños y jóvenes más vulnerables, protegiendo sus derechos y reforzando sus capacidades y las de su entorno.

Para ello, a través de este proyecto, Cruz Roja ofrece una respuesta que facilite a las personas que componen la población diana (menores que viven en familias en situación vulnerable, con todos los miembros en paro, en situaciones de riesgo sobrevenidas por la precarización familiar o laboral, etc.) cubrir necesidades que están dejando aparcadas para poder llegar a fin de mes y que suponen una merma importante en sus condiciones de vida: falta de atención psicológica y emocional, dificultades de los niños para alcanzar el éxito en la escuela, riesgo de estigmatización al carecer de ropa, calzado, útiles o apoyo escolar como sus compañeros y compañeras, etc.

Principalmente se trata de ayudar a los progenitores a dar respuesta a las necesidades de los niños/as en situación de desventaja social, a través de la intervención con su núcleo familiar, en dos direcciones: por un lado, la socialización de los niños  en la familia, escuela y barrio, y por otro, la información,  orientación y educación social de las familias y de la comunidad.

Por tanto, Cruz Roja garantiza una intervención que comprende, de un lado, Soporte Psico-Social y Educativo a los Adultos de Referencia de los Niños/as (Padres, Madres u otros cuidadores principales) en relación a sus capacidades de crianza y educación, así como a los problemas sociales que están condicionando el riesgo social en el que se encuentran los/as niños/as. En este ámbito, Cruz Roja Huelva desarrolla escuelas de padres y madres para familias en situaciones vulnerables, con sesiones en las que se trabajan temas como habilidades generales en la crianza de los hijos, habilidades de comunicación, habilidades sociales, control del impulso y la ira, resolución de conflictos, gestión de emociones, etc.

De otro lado, el proyecto incluye un Plan de Cuidados dirigidos a los niños en horario extraescolar a través de un programa de actividades de carácter lúdico-educativo. Una vez al mes se plantearán salidas de este tipo con familias vulnerables, el voluntariado acompañará a madres, padres e hijos/as a realizar diferentes actividades con el objetivo principal de acercar la cultura, el ocio alternativo y un contexto diferente a las familias que se encuentren en estas situaciones. La primera salida se produjo recientemente y las familias disfrutaron del Parque Moret y diferentes actividades que allí se realizaron, con la meta principal de acercarlas a las zonas verdes y trabajar con ellas (madres, padres e hijos/as) la importancia de la educación ambiental a través de talleres y juegos.

Como siempre, la intervención de Cruz Roja se desarrolló a través de personal voluntario debidamente capacitado y apoyado técnicamente para ello, sobre unos 15 voluntarios (psicólogas, psicopedagogas, educadoras sociales, trabajadoras sociales, etc.) participan en este proyecto y trabajan para que las familias avancen y mejoren cada día.

Causas que han incrementado el riesgo de exclusión

A consecuencia de la situación de crisis económica que sufre nuestro país se ha incrementado considerablemente la tasa de pobreza en España, hasta alcanzar, en 2012, un 21,8%, una de las tasas más elevadas de Europa.

En los dos últimos años, el impacto de la crisis socioeconómica ha configurado un contexto de precarización y desigualdad social creciente. El principal factor que define este contexto es el desempleo, que alcanza ya a un 24,44 % de la población activa, pero también hay otros factores agravantes, como los recortes en protección social (el Plan Concertado con los Ayuntamientos -políticas sociales de atención primaria- disminuye el presupuesto en un 42,4%)  y la sobrecarga de los servicios públicos, especialmente a nivel local. Los datos de desempleo, pobreza (20,70%) o  privación material (4%) afectan a importantes capas de la población en nuestro país, según los datos de la EPA y EUROSTAT.

Ante esta situación, Cruz Roja viene analizando desde hace años  la vulnerabilidad social de las personas a las que atiende. Los datos del V Boletín sobre el impacto de la crisis colocan a un 75% de las personas participantes en nuestros programas en riesgo de pobreza o exclusión social (el dato para la población general es del 25%)  porque viven en hogares en los que todos los miembros están en desempleo (55%) o en hogares que experimentan situaciones de privación material, no pueden poner la calefacción en invierno (43,2%), no pueden comer alimentos con proteínas tres veces en semana (26,3%)- o en hogares con ingresos por debajo del umbral de la pobreza (82%). El desempleo afecta al 64,18% y más de la mitad de los desempleados supera los dos años en paro. El porcentaje de personas encuestadas que declara carecer de ingresos se acerca al 25%.

El perfil de las personas atendidas por CRE se ha diversificado, para incluir, en proporción creciente,  a personas y familias que hasta hace poco se encontraban en contextos socioeconómicos seguros y que, en este momento, afrontan riesgos de pobreza o exclusión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *