Opinión: El 1 de mayo no es solo un puente

(Texto: Jesús M. Payán Castilla. Secretario General Provincial USO-Huelva) A esto ha quedado reducido el primero de mayo. Ya nadie piensa en una jornada reivindicativa, ni si es necesario que los trabajadores celebren este día. Solo se piensa en que es un día festivo, y si me viene bien, me voy a pasar unos días fuera de mi ciudad. ¿Qué está pasando con el 1º de mayo?

La sociedad ha cambiado mucho desde la primera celebración del primero de mayo, que conmemoraba una huelga iniciada precisamente un 1 de mayo  de 1886 en Chicago, y donde posteriormente fueron fusilados varios de los activistas de dicha huelga, que tenía por objeto reclamar jornadas laborales de ocho horas.

Alguien podría decir que esto es algo muy lejano, que ya no tiene sentido celebrar, ya que es algo que se consiguió y se mantiene en el tiempo. Como decían en un anuncio televisivo: ¡¡ERROR!!

No solo en algunos ámbitos laborales se trabajan más de ocho horas, disfrazándolas de horas extras (mal pagadas), o pagándolas en “negro”, algo que vuelve a ser habitual.

Parece que los trabajadores no tenemos nada que reivindicar ahora, pero cuando echamos un vistazo a nuestro alrededor, nos encontramos con muchos otros problemas laborales que parecían resueltos hace poco, como por ejemplo:

Precariedad laboral, con contratos eventuales mayoritarios, e indefinidos cada vez más difíciles de encontrar en las ofertas de empleo (pocas, muy pocas). Y unas empresas que a veces juegan muy suciamente, ya que cuando tienes unas condiciones pactadas mediante convenios, las empresas-piratas pueden presionar individualmente a los trabajadores, para que acepten otras condiciones laborales diferentes, mediante pactos más que dudosos. La mayoría de estas empresas se aprovechan de la ausencia de la representación sindical en su ámbito.

Salarios mínimos. Ya es normal encontrar trabajadores con salarios mensuales de 700€ o menos, ¿para cuándo un salario digno que permita vivir decentemente a los trabajadores? Alguien nos deberá explicar cómo es posible que alguien con esos ingresos o menores, pueda pagar un piso de alquiler, la luz, gas, transporte y encima, comer (eso ya es casi un lujo). La sociedad no puede permitir que las condiciones laborales sean tan perjudiciales para los trabajadores. ¡Trabajo digno-Salario digno!

Estos son algunos de los problemas que están ahí y que los trabajadores en solitario no pueden resolver, por eso es necesario unos sindicatos cada vez más fuertes, que puedan atajar estos problemas de forma inmediata.

Pero en España, por desgracia los sindicatos estamos en el punto de mira y bajo los focos mediáticos, donde somos denostados y se nos presenta como meros chupópteros del dinero público (??). No se nos reconoce el trabajo diario, ni tan siquiera se nos reconoce que la negociación colectiva en la mayoría de los casos, no solo mejora las condiciones laborales de los trabajadores, sino que también, ayudamos en la viabilidad de las empresas. Somos los primeros interesados  en la buena marcha de las empresas, ya que así todos nos beneficiamos, mejores beneficios-mejores salarios.

Por este motivo, y otros muchos, es necesario que los sindicatos en este 1º de mayo, se nos vea en la calle. Y para esto, es necesario  que los trabajadores salgamos a la calle. ¡Solo es un día al año, días de fiestas hay muchos!

La USO está en la calle porque cree que debemos mejorar las condiciones de trabajo, mejorar el empleo, mejorar los servicios públicos y que estos cuentes con suficientes empleados públicos.

Luchamos por unos salarios dignos, que permitan a los trabajadores vivir dignamente, no en precariedad.

Por eso el 1º de Mayo es hoy todavía necesario, no nos podemos olvidar que es un día reivindicativo, es un día de unidad, de apoyo, de solidaridad.

¡Por la regeneración democrática, del trabajo y la justicia social!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *