TERETES.
Qué más quieren que haga.
[Paco Velasco]

TeretesLa frase. El señor Griñán actúa como el Cristo que sufre el calvario. Qué más quieren que haga. Susana, por qué me has abandonado. El pobre. Soporta en soledad el padecimiento del partido.

Yo le diré lo que quiero que haga, señor Griñán. Que no se vaya, que no escape, que no huya. Por qué ha de hacerlo si nada malo hizo. Quién le condena. Si tiene el alma limpia, vacíos los bolsillos, sencillo el patrimonio y los remordimientos no ulceran su vientre, por qué ha de renunciar a tantos años de dedicación a Andalucía. No se vaya.

Yo le diré lo que quiero que haga, señor Griñán. Que, antes de largarse con viento fresco a relatar milongas de cobarde, dé la cara, descubra sus fechorías y cante la traviata en do mayor. Yo sí le condeno. Con independencia de que el Supremo halle en usted pruebas de culpa. Por cooperador necesario. Por cómplice. Por servidor de unos intereses privados. Por hacer daño a los trabajadores. Por amparar la corrupción. Por mantener a Andalucía en los niveles de desempleo más altos de Europa. Por vendernos progreso envenenado de ideología trasnochada. Por aparentar bondad cuando millones de ciudadanos nos ahogamos en su maldad política.

Rebélese contra su destino y revele cuanto sabe. Explique al pueblo el fangal en el que se mueve la Junta. Refiera dónde se ha gastado el dinero de los contribuyentes. Aclare la causa de las subvenciones millonarias y de los controles ciegos. Háganos saber hasta dónde han llegado sus influencias y quiénes se han privilegiado por ellas. Extienda toneladas de detergente probatorio para eliminar las grasas de la corrupción institucional que usted ha ayudado a desparramar por el tejido social de nuestra comunidad.

Váyase, don José Antonio. Pero no nos dé la espalda con el rabo entre las patas. Tome el camino del destierro con la contrición y el propósito de enmienda grabados en su ostraka. Más vale tarde que nunca. Hágase un favor. Diga la verdad que le libere de sus conmilitones matones y de sus compañeros cañeros.

Eso es lo que quiero que haga. Que reviente la pirámide invertida. Aunque acabe truncada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *