Guillermo José Rivera, alcalde de Beas: “El incendio de mi coche ha sido intencionado”

La alerta de una vecina y la rápida actuación al apagar el fuego ha evitado que más vehículos se vieran involucrados

Imagen de archivo en la que aparece en el centro el alcalde de Beas, en un acto celebrado en la Diputación.

Imagen de archivo en la que aparece en el centro el alcalde de Beas, en un acto celebrado en la Diputación.

El alcalde de Beas, Guillermo José Rivera, ha declarado a HuelvaYa su certeza de que el incendio que ha sufrido su coche esta pasada madrugada ha sido intencionado. El fuego comenzó en la parte delantera del vehículo, en una rueda en la que se había colocado una especie de bola de algodón impregnada en algo que la Policía Científica de la Guardia Civil está investigando para tratar de dar con la persona o personas autoras de lo que el alcalde beasino ha calificado de “acto terrorista”, ya que lo que se busca con un hecho así es “someter, presionar o por odio”.

Rivera está convencido tanto de que el incendio ha sido intencionado como de que detrás del mismo no hay una intencionalidad política. De hecho ha recibido el apoyo durante todo el día de numerosos compañeros de partido como de representantes y candidatos de otras formaciones. El alcalde beasino apunta más a que haya sido actuación de algún vecino molesto por alguna resolución municipal relacionada “con algún expediente urbanístico o una multa o algo similar”.

El incendio provocado del vehículo ha tenido lugar entre las cuatro y las cuatro y cuarto de la madrugada, y todo se ha quedado finalmente en “un gran susto para todos” y en los daños materiales del vehículo, un Ford Fusión de unos seis años de antigüedad que se ha quedado “para siniestro total”, ya que el motor ha ardido por completo.

El fuego tan solo ha afectado al coche del alcalde porque “hubo la suerte de que una vecina de la casa de al lado se había levantado y le llamó la atención el olor”. Ha sido esta vecina y su rápido aviso la que ha evitado, según explica Rivera, que las llamas se extendieran a otros vehículos. La calle –denominada Barriada Constitución– estaba a esas horas de la madrugada repleta de vehículos.

El aviso de la vecina provocó la rápida reacción tanto de Rivera como de sus familiares y otros vecinos, que gracias a una boca de riego cercana al lugar de los hechos pudieron apagar las llamar y evitar que se extendieran.

El alcalde asegura finalmente que nunca ha recibido una amenaza por parte de nadie y todavía no acaba de creerse lo ocurrido, porque “yo no sospecho de nadie”.

La Guardia Civil investiga lo ocurrido tras la denuncia interpuesta por el alcalde y el vehículo ha sido trasladado por una grúa a un depósito del Ayuntamiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *