Moguer recibirá 200.000 euros anuales por la cesión de terrenos para el proyecto CEUS

El último pleno ordinario de la legislatura celebrado en Moguer ha aprobado, como cuestión de especial interés para el municipio, el definitivo impulso al proyecto CEUS para la construcción de un centro de experimentación y montaje de aviones no tripulados en las inmediaciones del actual emplazamiento del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial INTA en El Arenosillo, Mazagón.

La corporación aprobó la segregación de las 75 has. de terreno pertenecientes a los Montes Ordenados de Moguer y ubicadas en el paraje de La Atalaya en las que se construirá el nuevo complejo aeroespacial, y por otro, la cesión del uso de esos terrenos al INTA por el plazo de cuatro años, prorrogables anualmente hasta un máximo de 30 años.

Como entidad concesionaria, el INTA abonará al Ayuntamiento de Moguer un canon anual de 200.000 euros mientras dure la cesión de los terrenos, que podrán no obstante ser adquiridos por el instituto aeroespacial durante ese mismo plazo abonando por ello 600.000 euros a las arcas municipales.

El proyecto CEUS pretende convertirse, con el complemento de las actuales instalaciones del INTA en El Arenosillo, en el mejor centro de excelencia europeo para sistemas de navegación aérea no tripulados, lo que para el alcalde Gustavo Cuéllar “supone un hito histórico para nuestro municipio, que no sólo va a ser conocido por ser patria chica del Nobel Juan Ramón Jiménez y de su entrañable Platero, o por ser el principal productor de fresas y frutos rojos de Europa, sino también a partir de ahora, como un claro referente en el mapa de la investigación aeronáutica, convirtiéndose en el tercer proyecto de estas características más importante del mundo”.

Las nuevas instalaciones nacen con vocación científico-tecnológica, y permitirán la realización de ensayos, validaciones y simulaciones con prototipos capaces de despegar, volar y aterrizar automáticamente sobre una pista de aterrizaje. Además el Centro contará con laboratorios de robótica, hangares y talleres de grandes dimensiones para la preparación de los aviones, además de oficinas y aulas de formación. Los ensayos en vuelo dispondrán de dos zonas de espacio aéreo ya segregado: una sobre el mar y otra sobre una franja de tierra prácticamente despoblada en esas 75 has de terreno que fueron cedidas ayer por el Ayuntamiento de Moguer.

Hay que recordar que el Proyecto CEUS fue declarado el 24 de febrero “de interés autonómico” por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, y cuenta también con declaraciones de prevalencia del interés público científico-tecnológico sobre el forestal, con lo que se han cubierto todos los trámites administrativos dándose vía libre al desarrollo de las nuevas instalaciones que promueve el INTA en colaboración con la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y el Ministerio de Economía y Competitividad.

El proyecto tendrá necesariamente un impacto socio-económico positivo en toda la comarca, al servir de base para el desarrollo de tejido económico y empresarial y la creación de puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *