Carta al director: Hermida, Whitney y Nueva York

(Texto: Juan Antonio Márquez Rodríguez. Asociación Huelva-Nueva York) Anoche recibí la triste e inesperada noticia del fallecimiento de Jesús Hermida. Hace poco más de un mes logramos contactar con él por correo electrónico, y le expusimos nuestras propuestas sobre la creación de un museo filial del Whitney de Nueva York en nuestra ciudad, y el hermanamiento con esta ciudad americana. Aquella información le pareció muy interesante y me solicitó mi número de teléfono. Es obvio que prefería la comunicación verbal y no la escrita.

Me llamó dos veces, fueron conversaciones agradables y llenas de sabiduría. Percibí con cuanto entusiasmo valoraba nuestras proposiciones y lo importante que podrían ser para Huelva. Nos aportó su experiencia sobre los norteamericanos, sobre la manera de pensar y de comportarse sobre estos asuntos. Nos destacaba como valoran la figura de Columbus (Colón), especialmente los de procedencia italiana. En este sentido, nos decía que teníamos que mostrar nuestra provincia, desconocida para la mayoría de ellos, pero que teníamos mucho conseguido con la gesta del Descubrimiento de América y La Rábida. Debéis presentar imágenes, fotografías y símbolos, me contaba, sobre todo la imagen de Colón que ellos nos donaron, por su similitud con la estatua de La Libertad. Fue entonces cuando le apunté que precisamente  la neoyorquina Gertrude V. Whitney pretendía que su modelo tuviera ese aspecto análogo a esa conocida estatua de su ciudad, y que el deseo de la escultora era que para España tuviera el mismo significado que esa estatua tiene para Norteamérica.

Ofreció su disposición a colaborar en el logro de tan interesante proyecto, estaba dispuesto a realizar una labor de mediación ante el Consulado General de España y la Embajada de los EE.UU., y consideraba, al igual que nosotros, imprescindible la participación de nuestros representantes públicos. Hasta nos indicó que si conseguíamos una “noticia” podría hablar con algún corresponsal de aquella ciudad para darla a conocer, o que podría hablar con su amigo José María Carrascal, que allí reside, para que pudiera apoyarnos. Desde entonces se convirtió en un partícipe más de nuestra iniciativa.

He tenido la suerte de conocer a un ilustre onubense que hablaba con añoranza de su ciudad natal, dispuesto a respaldar nuestra idea porque la veía como muy positiva para su Huelva. Lamentablemente desde ayer tiene respuesta para su pregunta sobre si conocería el centenario de la inauguración del Monumento, cuestión que se planteaba desde sus primeros baños en la playa de la Punta del Sebo.

Gracias, Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *