DESDE MI CABINA.
Los tres problemas de Comas.
[Paco Morán]

Con el descenso ya consumado, ahora los aficionados del Decano necesitan saber que ocurrirá. Podemos llenar periódicos y horas de radio y televisión buscando a culpables o responsable del desplome del Recre en lo deportivo y en lo burocrático. Repasar el pasado para no cometer los errores en el futuro sería una buena terapia. Pero esto es más fácil de lo que parece. El Recre ha llegado aquí y así, porque sus dueños han querido hacer un proyecto sin un euro en el bolsillo. Y tal vez ese no haya sido el ‘delito’, sino el no reconocerlo.

Esto no deja de ser una opinión muy personal, pero todo lo sucedido se ha producido por la falta de liquidez de Comas y Víctor Hugo Mesa. El descenso del Recre B, la marcha de Joselu, el no poder tener a Chuli para la segunda vuelta, la no inscripción de Marc Beltrán, el tener a Braulio y no a Nino, el incumplir con la Seguridad Social y Hacienda, la falta de pagos a jugadores, proveedores y empleados, el abandono de los campos de la ciudad deportiva, el lío de las camisetas… En definitiva, todo por no poder hacer frente a los gastos que habrían evitado el caos.

Pero aparte del problema económico, ha habido el último error derivado por esta circunstancia caótica que ha culminado con la llegada de José Domínguez. Un entrenador que ha venido, presuntamente, porque alguien lo ha impuesto previo pago de una cantidad. Otro tremendo error nacido por no poder hacer frente por si solo a la situación del día a día.

Es más que evidente que el técnico portugués no llegó por convencimiento de la comisión deportiva, sino que algún lado oscuro dependiente de la economía del club, obligó al cambio de entrenador.

Creo que ya poco puede interesar al aficionado todo esto. El Recre baja de categoría y quedará saber si será capaz de salir a competir en Segunda B.
Ya no deben ni tienen que hablar los jugadores ni el técnico. Ahora hay que oír al dueño presentar, si lo tiene, un plan viable.

Comas sabe que tiene tres problemas: no tiene un euro, tiene una deuda de unos 17 millones de euros y la afición no lo quiere.

Si es capaz de con estas tres realidades sacar a competir al equipo en Segunda B con un plan viable, le consideraré un genio.

Principalmente partiendo de la base de no tener ni un euro para tomar café. Sigo pensando en lo imposible de arrancar la temporada próxima con ese hándicap. Y no veo que venga un descerebrado a hacerse cargo de una empresa con diecisiete millones de deuda y en Segunda B.
Urge poner el cartel de ‘Se vende el Recre a cero euros’.
Sólo así podría haber una mínima esperanza de que apareciera el descerebrado de turno.

One Response to DESDE MI CABINA.
Los tres problemas de Comas.
[Paco Morán]

  1. Muy buena operacion la de los presuntos 30.000 que ha pagado por entrenar al Recre hasta fin de temporada, al menos nuestro presidente tiene presuntamente para pagar la hipoteca del chalet durante varios meses.
    No espereis que Pablo Comas se vaya pq seria tonto irse al paro cuando aqui tiene para ir tirando, para sus gastos, con el poco dinero que entre.
    Y de VHM olvidarse que lo unico que hizo presuntamente es prestarle el dinero a PC para la compra, por parte de este, del Recre, dinero que presuntamente ya se le a devuelto o casi con las ventas que todos sabemos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *