Pedro Rodríguez se compromete en la ONCE a desarrollar un plan municipal de accesibilidad universal

PEDRORODRIGUEZONCE01 PEDRORODRIGUEZONCE02 PEDRORODRIGUEZONCE04 PEDRORODRIGUEZONCE08El alcalde de Huelva y candidato popular a las próximas elecciones municipales, Pedro Rodríguez, se ha comprometido en el encuentro celebrado en la sede de la ONCE, donde ha entregado una copia de su programa en braille, a desarrollar un Plan Municipal para garantizar la promoción y gestión de la accesibilidad universal en la capital onubense.

Para conseguirlo, Pedro Rodríguez apuesta por la creación de una  Comisión de Accesibilidad en la que además de las diferentes delegaciones municipales, se de participación a todos los colectivos implicados en el tema, así como a los ciudadanos, de manera directa, utilizando las nuevas tecnologías. Se trata de desarrollar un “Plan Municipal de Accesibilidad consensuado, de carácter integral y vivo, para garantizar no sólo en la coyuntura actual, sino en el tiempo”.

Según ha explicado el alcalde, el carácter integral implica responder a las necesidades de todos, más allá de su diversidad funcional, incluyendo personas mayores y con discapacidades físicas, sensoriales o cognitivas.  Asimismo, la participación ciudadana se establece como requisito indispensable, convocando de manera específica a los colectivos implicados tanto para el proceso de elaboración, como en los resultados del Plan.

Desde el Ayuntamiento de Huelva ya han arrancado los trabajos para realizar un diagnóstico completo del estado actual, aportando soluciones y mejoras para la eliminación de las barreras arquitectónicas. El documento servirá de herramienta de trabajo para la elaboración del Plan que marcará prioridades, estableciendo programas y proyectos concretos de accesibilidad.

En los últimos años, ha recordado el alcalde de Huelva, el Ayuntamiento de Huelva ha avanzado en la eliminación de barreras arquitectónicas en la ciudad ejecutando constantes obras encaminadas para la adaptación de espacios públicos, respondiendo a demandas ciudadanas para resolver los problemas más acuciantes. El objetivo ahora, ha dicho Pedro Rodríguez, “es poder planificar estas actuaciones con criterios de prioridad, normalización y oportunidad, ajustando la realidad a los requerimientos legislativos y pudiendo optar a subvenciones y programas de impulso a favor de la accesibilidad”.

Entre los ámbitos de actuación del Plan, Pedro ha anunciado cuatro apartados en los que se incluyen vías y espacios públicos, edificios, transporte y comunicación sensorial. La primera fase del proyecto y la más farragosa, que ya está muy avanzada, se centra en la recopilación de información. Ello supone reunir toda la documentación tanto escrita como cartográfico sobre el tema, toma de datos mediante trabajo de campo para obtener un reflejo real de la situación de la ciudad y la coordinación e interacción con otros planes municipales relacionados como en el de movilidad, ordenación urbana o sectoriales. Será a partir de este documento, cuando se abra el proceso de participación ciudadana, mediante la aportación de opiniones, demandas, propuestas y sugerencias de las asociaciones y ciudadanos más afectados por el plan de accesibilidad.

Además, de cumplir la exigente normativa, el objetivo es avanzar más allá de la construcción de rampas, vados peatonales, adecuación de acerados, reformas en la urbanización o reordenación de espacios públicos, para construir itinerarios peatonales accesibles en los que destaca la apuesta por la señalización táctil para personas con discapacidad visual, con pavimentos de textura y en colores llamativos para avisar, orientar y guiar a las personas invidentes o con problemas de orientación.

“La creación de entornos accesibles es fundamental para alcanzar una verdadera igualdad de oportunidades” que además influye en la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos porque  “en un lugar oscuro, todos nos encontramos con las mismas barreras que una persona con deficiencia visual, en un entorno ruidoso todos nos encontramos con las mismas barreras que una persona con deficiencia auditiva; cuando vamos cargados o empujamos un cochecito de bebé tenemos las mismas restricciones que quienes tienen movilidad reducida, en muchas situaciones podemos comprobar que la accesibilidad facilita nuestra vida”, ha dicho Pedro Rodríguez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *