Opinión: De fresas, costos, parques acuáticos y notarías en Ayamonte

(Texto: Recuperemos Ayamonte)  Deberíamos estar todo el año en campaña electoral. Se remozan las calles, se comienzan carreteras, se pintan módulos socioculturales y se sonríe, mucha sonrisa, ante todo mucha sonrisa. Mientras tanto la gente sigue pasándolo igual de mal. Estos días hemos visto como algunos políticos regalaban fresas en el mercadillo, y otros costos de comida en alguna barriada. Cómo ofrecían como un triunfo suyo que un empresario agrícola plantara una explotación cercana o que se construyera un parque acuático.

Y hablando de parque acuático: ¿La licencia está concedida? ¿Para cuándo está previsto que empiecen las obras? . Nos decía un vecino” si no fuera porque a lo mejor es posible que no sea esto tiene toda la pinta de una futura recalificación de terrenos”.

Y por qué abrir la bolsa de trabajo en el ayuntamiento, para qué sirve entonces el INEM?

Si a lo mejor debería utilizarse el INEM para que luego no tuvieran que acusar injustamente al equipo de gobierno de clientelismo político.

Eso sí, la evolución también se nota, se implantan nuevos métodos en esto de la democracia, antes era fácil ver a políticos empujando sillas de rueda camino de la urna, y el pasajero/a sobre en mano. El político quedaba como un líder de su comunidad que ayudaba a los/as incapacitados/as en las tareas propias del sufragio.. Aunque alguna mente maligna pensaba que se podía dar el caso de que esa persona no tuviera ni idea de qué papeleta iba en el interior de ese sobre.

Ahora parece que no se lleva y se ha impuesto la visita del notario/a y médico/a (hay que decir que no solamente es legal sino que así lo marca la ley para personas incapacitadas), sin ninguna pega hasta que aparece la persona del “afiliado oenegero”, esa persona adscrita a un partido político, altamente preocupada porque pueda votar hasta el último de los mortales y que ahora ocupa el puesto de empujador de sillita de ruedas “votacional” y está presente en la firma del notario/a del médico/a e incluso es poseedor de un listado de personas en esas condiciones. Y la duda le surge de nuevo a mi vecino “es estupendo que la gente incapacitada pueda votar, pero si se hiciera una pequeña encuesta ..¿sabrán todos/as qué papeleta va en el interior del sobre?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *