Pedro Jiménez: “Tenemos un alcalde que alucina, no que sueña, y eso se refleja en la parálisis en la que está Huelva”

"Rechazamos frontalmente el proyecto de Fertiberia porque no soluciona el problema de hundimiento de las balsas"

Pedro Jiménez junto a su casa natal, en la barriada de Santa Lucía de la capital.

Pedro Jiménez junto a su casa natal, en la barriada de Santa Lucía de la capital.

Pedro Jiménez observa la ciudad que aspira a gobernar.

Pedro Jiménez observa la ciudad que aspira a gobernar.

Pedro Jiménez San José (1958) es el candidato a la Alcaldía de Huelva por Izquierda Unida. Es portavoz de esta formación política en el Ayuntamiento de Huelva desde 2007. Desde muy joven, a los 17 años, comenzó a implicarse en política. Se afilió al PCE en el año 1984. Sin dejar nunca su actividad política se volcó en el sindicalismo. Organizó en Huelva CCOO de Correos y Telégrafos. También ha sido Portavoz de la Plataforma Mesa de la Ría y actualmente es uno de los portavoces de la Plataforma Ciudadana Recupera Tu Ría.

–Pregunta: ¿Por qué quiere ser Pedro Jiménez alcalde de Huelva?

–Respuesta: Mi objetivo es cambiar la ciudad, cambiar Huelva, hacer que Huelva sea una ciudad más saludable, con menos desigualdades. Una ciudad que esté orientada a que la gente viva mejor.

–P: ¿Cuál será la primera medida que adoptará si llegara a ser alcalde?

–R:  Habría que llevar a cabo una auditoría para conocer el estado real de las cuentas del Ayuntamiento y establecer un punto de partida. Conocemos que la deuda en este momento está en 370 millones, pero no es una cifra exacta, ya que el propio interventor indica que faltan medios humanos y técnicos para poder llevar la contabilidad al día.

–P: ¿En qué iba a notar el ciudadano una política de izquierdas de una política de derechas desde el Ayuntamiento de Huelva?

–R: Yo creo que se notaría muchísimo. La política que ha seguido Perico Rodri ha sido muy folclórica, muy populista, muy de tocar la fibra, muy de imagen… pero ha habido una ausencia clara de políticas sociales, un abandono de los barrios, un empobrecimiento general. Se han recortado los servicios y se ha obviado el problema de la luz, de la vivienda, del agua que tienen muchas personas en Huelva.

–P: ¿Municipalizá algunos servicios?

–R: Vamos a estudiar todo lo que ha sido privatizado para intentar que vuelva a manos municipales, siempre que eso no suponga colocar al Ayuntamiento en un callejón sin salida desde el punto de vista económico. No vamos a someter al Ayuntamiento a indemnizaciones millonarias. Lo que sí queremos es estudiar cómo se han realizado las privatizaciones, como la de Aguas de Huelva.

–P: ¿Con qué adjetivo definiría la situación actual de la ciudad de Huelva?

–R: Huelva es una ciudad paralizada.

–P: ¿Y cómo definiría la situación del Ayuntamiento?

–R: De caos económico. Situación de quiebra, completamente endeudado. Estamos en el final de un ciclo, el de Perico Rodri como alcalde, y eso se nota en la falta de ilusión, en la falta de iniciativa. El presupuesto municipal para inversión en los últimos años ha sido de cero euros. Los grandes proyectos de esta ciudad están paralizados, como el Ensanche Sur, o se han desechado, como el de Isla Chica. Tenemos una ciudad inconclusa y un alcalde que no da pie con bola. A mí me hace gracia cuando le escucho decir que él sueña… posiblemente en vez de soñar lo que hace es alucinar. Tenemos un alcalde que alucina, no que sueña, y eso se refleja en la ciudad.

–P: ¿En una situación económica como la que describe cómo se explica que el Ayuntamiento de Huelva esté por poner un millón de euros en la ampliación de capital del Recreativo?

–R: Porque estamos en lo de siempre, en la demagogia y en la mentira, en la gran farsa. El alcalde no tiene ningún escrúpulo a la hora de decir cosas de las que después nadie le va a pedir que rinda cuentas. Él miente y no pasa nada. Lo del Recreativo es un cuento chino para engañar a la gente de Huelva y aparecer como salvador de un problema que él ha creado por malvender el Recreativo a una empresa privada de dudosa solvencia, que generaba muchas dudas en la ciudad. Si nosotros gobernamos una de las cosas que haremos es analizar en profundidad cómo se realizó esa venta, porque a nosotros se nos ha impedido estar en Huelva Deporte, al igual que se nos ha impedido estar en Aguas de Huelva. Nosotros fuimos el único grupo municipal que votó en contra de la venta del Recreativo, porque luego hay otros grupos que son muy críticos pero que al final, para no perder votos porque este tema es muy delicado, terminan aceptando lo que dice el señor alcalde. El alcalde no puede aparecer como el salvador de nada, porque quien está obligado a sacar al Decano de la situación actual es su propietario, que no es otro que la empresa que lo compró. Una empresa que ha hecho una ampliación de capital y no ha puesto a día de hoy ni un solo euro… Y el Ayuntamiento aparece dispuesto a poner un millón de euros, que tampoco ha puesto. Con un millón de euros, que nadie se engañe, el Recreativo no se va a salvar.

–P: ¿Bajará los sueldos de alcalde y concejales?

–R: Por supuesto que sí.

–P: ¿Cuál sería el baremo?

–R: Para Izquierda Unida hay un criterio importante, el sueldo que se cobra es el que se recibía en el trabajo anterior a entrar en política. Es el criterio que tenemos en IU para todos los cargos públicos. Lo que yo gano es el equivalente a lo que yo ganaba antes de ser concejal, el resto lo dono a la organización. Eso lo hacemos todos los cargos públicos de Izquierda Unida. Somos partidarios de ajustar los salarios del alcalde y los tenientes de alcalde. Hay una referencia, que habría que revisar de todas formas, que es la que establece la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. Los sueldos deben ser un elemento de ejemplaridad.

–P: ¿Qué hará Izquierda Unida con los impuestos y tasas municipales?

–R: Hay que revisar las ordenanzas y los impuestos. No estamos por aplicar los impuestos de manera indiscriminada con independencia de los ingresos y cargas de cada familia. Aquí en Huelva hay gente que lo está pasando muy mal, gente pobre, gente humilde, que no puede ni debe contribuir a los impuestos municipales en la misma medida que otras personas que tienen más ingresos. Hay que aplicar los impuestos de manera progresiva, con bonificaciones dependiendo de la renta.

–P: ¿Hay en estos momentos algún proyecto viable, al margen del que propone la empresa, para dar solución al problema de los fosfoyesos?

–R: No, proyecto como tal no hay ninguno. Hay ideas, pero no hay proyectos. El único es el que ha presentado la empresa, que tiene el rechazo generalizado. Nosotros lo rechazamos frontalmente porque no se han sondeado otros proyectos alternativos. Izquierda Unida solicitó en el órgano de participación del Ayuntamiento que se solicitara al CSIC si técnicamente es viable o no llevarse de ahí los fosfoyesos.

–P: ¿Técnicamente y económicamente?

–R:  Económicamente nos da igual que lo sea o no, en principio. Porque desde el punto de vista económico es donde hay que dar la batalla. No podemos pedir un imposible desde el punto de vista técnico, pero sí desde el punto de vista económico. En otros lugares se ha hecho: recuperar la ría de Bilbao ha costado millones y millones; recuperar el Ebro con el desastre de Flickr está costando muchos millones, de dinero privado y de dinero público. Que aquí hay gente que se rasga las vestiduras diciendo que dinero público no, pero luego se callan cuando en Tarragona la Generalitat, la UE y el Gobierno central ponen dinero para recuperar el río Ebro. Allí está poniendo dinero la empresa causante de la contaminación, pero también se está poniendo dinero público. El problema de los fosfoyesos en Huelva no puede ser un problema económico, será en todo caso un problema técnico. Si además de la empresa hay que poner dinero público, que se ponga, porque si se pone en Tarragona en Huelva también se puede poner. En otras cosas porque las administraciones también son responsables de lo que ha ocurrido ahí al permitir los vertidos de las empresas durante muchos años. El problema de fondo es que el proyecto de Fertiberia no resuelve absolutamente nada. Cubrir la balsa no soluciona el riesgo geológico que hay de hundimiento de las balsas, debido a que está en una zona de marismas y soporta muchísimo peso. Hay entre 10 y 15 metros están hundidos en la marisma. Existe el riesgo de que eso pueda reventar y haya un desastre medioambiental. Y por otra parte está el problema de que las balsas no están aisladas, con lo que el agua de las mareas penetra por abajo. Tapando por arriba no se resuelven los dos problemas principales, porque las balsas no están aisladas por abajo.

–P: ¿Con quién no pactaría tras las elecciones bajo ningún concepto?

–R: No me he parado a pensarlo, yo no estoy pensando ahora en los pactos. No me voy a distraer con los pactos. Salimos con el ánimo de gobernar, tenemos vocación de gobierno y no de ser oposición o ser el apoyo de nadie.

–P: Pero tal como están las encuestas es difícil que alguien tenga mayoría absoluta.

–R: Después de las elecciones y con los resultados en la mano analizaremos. Hay quien nos quiere asignar un papel de apoyo a tal o a cual antes de que finalice el partido y se sepan los resultados. El resultado no está escrito.

–P: Hay partidos en otras zonas de España que incluso han firmado por escrito que no pactarán, por ejemplo, con el PP.

–R:  En mi opinión eso es un error. No se puede hablar del día después tres semanas antes. Ahora hay que hablar de nuestro programa, de lo que queremos hacer. El día después de las elecciones, en función del apoyo que hayamos obtenido, hablaremos de lo que corresponda en ese momento.

–P: ¿Si Pedro Jiménez llega a ser alcalde lo veremos en una procesión, en un pregón del Rocío…?

–R: No, no me veréis. Con todos mis respetos. Parte de mi familia es creyente y en la candidatura de Izquierda Unida vienen bastantes personas que son cristianos de base. Nosotros somos los más respetuosos porque no utilizamos la religión en beneficio político. Aquí hay gente que manosea la religión con objetivos políticos y que cuando dejen de estar en política no acudirán a ninguno de esos actos. Aquí hay gente que se da patadas en el culo por llegar primeros a la ofrenda de flores de la Virgen de la Cinta y cuando dejen de estar en política no se darán patadas en el culo por hacer lo mismo. Son esos los que utilizan la religión. Estamos en un estado aconfesional y laico, por lo tanto lo que tenemos es que ser muy respetuosos con todas las confesiones religiosas y colaborar con ellas. Ni nos vamos a negar a colaborar ni vamos a negar la utilización del espacio público para las manifestaciones religiosas, como la Semana Santa, pero yo no voy a ser un falso participando como si fuese una persona creyente cuando no lo soy. Yo no tengo el porqué ir representando a una institución cuando ésta no tiene el porqué estar representada. A mí me parece muy escandaloso lo que hace, por ejemplo, el PP en Huelva con la religión. Y me parece una torpeza, una enorme contradicción, lo que hace el PSOE. No se puede decir que defienden la laicidad, la separación de poderes con la iglesia, y después sean ellos los primeros que se pongan el chaqué y se den patadas en el culo por ocupar los primeros puestos. Cada uno que haga lo que crea, pero en mi opinión son actitudes que no se corresponden ni son éticas.

One Response to Pedro Jiménez: “Tenemos un alcalde que alucina, no que sueña, y eso se refleja en la parálisis en la que está Huelva”

  1. A ver si podemos jubilar a Pedro Rodríguez y que descanse después de haber hipotecado a Huelva. Animo @Pedroiu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *