Cepsa colabora en el seguimiento y conservación del águila pescadora

Junto con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

aguila pescadora 1 aguila pescadoraCepsa y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio trabajan en la actualidad conjuntamente para la conservación del águila pescadora en la comunidad andaluza.

El águila pescadora, catalogada “vulnerable”  por la normativa de flora y fauna , es una rapaz de tamaño medio que destaca por su cabeza blanca con antifaz oscuro y se alimenta casi exclusivamente de pescado. Desapareció como nidificante en Andalucía hace unos 40 años pasando a ser un ave invernante o de paso migratorio. A partir del año 2004, la Junta de Andalucía comenzó un proyecto para su reintroducción como especie nidificante basada en la técnica de ‘hacking’, por la que pollos, traídos del norte de Europa, se criaban en semilibertad hasta que pudieran volar evitando en todo momento la presencia humana. El lugar donde desarrollan sus primeros vuelos es considerado por las aves como su lugar de nacimiento, por lo que regresan a él para reproducirse cuando alcanzan la madurez sexual.

Marismas del Odiel ha sido uno de los espacios elegidos para esta iniciativa que dio sus primeros resultados en el año 2009 con el nacimiento de las primeras águilas pescadoras. Desde entonces, son ya 29 el número de ejemplares nacidos en este espacio natural y  en la actualidad se cuenta con cincos parejas reproductoras.

El lugar que seleccionan para nidificar suelen ser enclaves altos y aislados desde el que dominan el paisaje circundante, algo que es escaso en terreno marismeño. Por ello, Cepsa, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, ha construido durante 2014 una torreta sobre la que se instaló una plataforma-nido para favorecer la cría de esta emblemática especie.

Complementando esta actuación, Cepsa también ha proporcionado material para el seguimiento de la invernada y reproducción del águila pescadora mediante el suministro de  cámaras para el fototrampeo.  Son cámaras que se instalan de manera permanente sobre el terreno y, de forma automática, toman una fotografía cuando un animal aparece en su campo de visión. El sistema permite un seguimiento de la ecología, comportamiento e identificación de ejemplares sin producir molestias a la especie.  Se han identificado 76 ejemplares invernantes y una población estival y reproductora de 29 individuos.

El éxito de esta especie en Marismas del Odiel permitirá su expansión y la consolidación de otros núcleos reproductores en Andalucía

Estas actuaciones forman parte de los trabajos de mejora y aumento de la biodiversidad que Cepsa realiza en Huelva en virtud del convenio de colaboración suscrito con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *