Diputación estudia con grupos de Desarrollo y Mancomunidades un modelo único  

La Diputación de Huelva está estudiando con las Mancomunidades y grupos de Desarrollo de la provincia el diseño de un modelo estructural coordinado que unifique todas las instituciones y agentes territoriales en una figura institucional.

La consolidación de la concertación con los Ayuntamientos y la adaptación de las instituciones a las nuevas realidades sociales son las principales razones que llevan a la institución provincial a plantear un paso más en su estrategia de vertebración del territorio provincial. La propuesta es aunar las actuaciones de las distintas entidades provinciales en una nueva figura institucional, que coordine y planifique la prestación de servicios con un interés común.

En este sentido, bajo una misma coordinación, se desea conseguir una mayor sinergia entre las distintas entidades y una óptima planificación económica para objetivos comunes (por ejemplo para los fondos del marco europeo 2015-2020).

ENCUENTROS

La Diputación está manteniendo una serie de encuentros con las distintas Mancomunidades y grupos de Desarrollo de la provincia para abordar este planteamiento, que supondría la creación de una serie de centros territoriales abanderados por la Diputación y que no supondría ningún coste, ya que aprovecharían las infraestructuras existentes. La acogida a esta estructura está siendo muy positiva por parte de los agentes provinciales, ya que supondría la coordinación en la captación de recursos y una mayor agilidad en proyectos y servicios.

Estaríamos ante una organización territorial pionera en Andalucía, que aporta cohesión y engranaje a la estructura administrativa de la provincia de Huelva. La Diputación concibe este modelo desde el territorio y desde la participación de los agentes implicados; una coordinación bajada en la codecisión y en la corresponsabilidad.

Esta nueva estructura responde a los principios que inspiran la Ley 5/2010 de Autonomía Local de Andalucía (LAULA) como la autonomía local, la información y planificación, la transparencia y el equilibrio territorial, favoreciendo a aquellos municipios de menos población y con menos capacidad de gestión. La Ley destaca por el tratamiento que otorga a las competencias municipales y el modo de prestación de la asistencia técnica, económica y material a los municipios y mancomunidades, constituyendo el marco jurídico para la mayoría de edad de la Administración Local Andaluza, como tantas veces se ha señalado.

FIGURA UNIFICADA

La puesta en marcha de esta nueva figura unificada supone un paso más en el modelo de Concertación que desarrolla el apoyo y la cooperación con los Ayuntamientos, prioridad y eje central de la política de la Diputación en el actual mandato. En 2015 la institución provincial ha destinado 2,8 millones de euros de su presupuesto a la concertación, de manera que los municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes y las tres Entidades Locales Autónomas utilizarán estos fondos en función de sus prioridades necesidades, atendiendo de forma más útil a los ciudadanos.

Los Programas de Asistencia Técnica, Económica y Material que articulan la concertación y la presencia de los diputados territoriales en las comarcas han tenido una implantación muy positiva, dando como resultado una gestión más cercana y eficaz.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *