DESDE MI CABINA.
Perdemos tiempo.
[Paco Morán]

Otra derrota que deja ya descendido al Recre, si es que no lo estaba desde hace un mes. Pero yo no quedan ni tan siquiera opciones matemáticas. Este Recre acabará arrastrándose por los terrenos de juego. ha sido lo peor que he vivido en estos 25 años narrando los partidos del Decano.

Y nos quedará siempre el gran enemiga José Domínguez.

¿Dónde y en qué lugar estuvieron los intereses ocultos para su contratación?

¿Compró el portugués o le compraron su plaza de entrenador como una inversión?

Es decir, yo pago y si salvo al Recre me hago de un nombre.

Son tantas preguntas enigmáticas, que este será el nuevo trabajo de Iker Jiménez.

Yo no dudo en que alguien pagó por verle sentado en el banquillo.

Pero con el equipo ya descendido, lo que queda ahora es mucho trabajo por delante. Y sobre todo, considero que se está perdiendo mucho tiempo. Ya desde hace una semana nos hubiera gustado saber los planes de futuro de Gildoy para el nuevo Recre. Si es que los tiene. Y siempre considerando que aún con su cuenta corriente a cero, Comas sea capaz de poner en marcha un nuevo proyecto. Su intención es seguir.

Sabe que tendrá a los recreativistas en contra desde el minuto uno y poco crédito entre los aficionados.
Pero como en el fútbol son los resultados los que dan o quitan credibilidad a los protagonistas, Comas sólo podría ganarse a la gente con resultados. Pero volvemos a lo mismo, sin un euro en el bolsillo no hay ingeniería económica capaz de reflotar una empresa.

Quien lo tiene más claro como el agua es el Trust del Recre. Estos sí han entendido que el problema del Recre es de dinero. Si hay dinero habrá salvación. Por ello, han puesto en marcha un plan para recaudar en la ciudad entre 5 a 8,5 millones de euros antes del 31 de julio.

Considerando esto una utopía pero a la vez una medida plausible, queda saber si Huelva responderá a tal petición. Con ciudadanos sería imposible llegar a esta cantidad; con una reunión de empresarios, sí.

Vamos a entrar en unos días convulsos en los que todos esperamos una respuesta por parte de los dueños del club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *