Las altas de perros potencialmente peligrosos aumentan un 14% en Huelva

Las altas de perros potencialmente peligrosos en el Registro Central de Animales de Compañía en la provincia de Huelva han aumentado un 14,5% en 2014, un trámite administrativo que facilita su identificación y vigilancia gracias a los protocolos establecidos en este servicio de la Consejería de Justicia e Interior.

Durante el pasado año se inscribieron en el Registro de esta provincia 236 perros potencialmente peligrosos, 30 más que en 2013, mientras que se contabilizaron 10.590 altas de perros no peligrosos, un 8% menos; 362 de gatos, lo que supone un aumento del 14%, y 24 de hurones, un número similar al del año anterior.

En total, en Huelva hay 137.607 mascotas inscritas en el Registro Central de Animales de Compañía, una obligación de los propietarios que permite establecer programas sanitarios preventivos o de urgencia ante enfermedades transmisibles al ser humano o a otros animales, su recuperación en caso de pérdida o robo, o intervención por maltrato.

Con este servicio público, la Consejería de Justicia e Interior pretende potenciar el control de los animales de compañía y mejorar la protección, convivencia y seguridad tanto de las personas como de las propias mascotas.

Del total de mascotas que hay registradas en esta provincia, la mayoría son perros, 134.006, seguidos de los gatos, con 2.552 ejemplares inscritos, los hurones (367) y de otras especies (682).

Con carácter general, se consideran perros potencialmente peligrosos los que pertenecen a una tipología racial que, por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula tengan capacidad de causar lesiones graves a las personas o a otros animales, o también daños materiales.

No obstante, los perros de estas razas, Rottweiler, Pit Bull, American Staffordshire Terrier, Doberman, Staffordshire Bull Terrier y Dogo Argentino, fundamentalmente, suponen menos de un 2% del total de canes inscritos en el registro.

Personal veterinario

De la identificación, inscripción, modificación o cancelación del registro de los animales de compañía se encarga el personal veterinario autorizado por los colegios profesionales de cada provincia con los que colabora la Junta de Andalucía.

En esta provincia trabajan un total de 192 veterinarios (106 hombres y 86 mujeres) en las labores del registro de animales de compañía, lo que supone un incremento del 20% con respecto a los que estaban ocupados en estas tareas en 2013.

El registro andaluz de mascotas, integrado en la Red Española de Indentificación de Animales de Compañía (REIAC), permite la localización de los animales con microchip en cualquier punto de la Unión Europea gracias a su incorporación en la Red Europetnet.

La unificación de criterios de inscripción y búsqueda en estas redes de distinto ámbito territorial permite la localización de las mascotas por parte de sus propietarios en caso de pérdida o robo. El Registro incluye también información sobre enfermedades de tratamiento obligatorio para los animales de compañía, entre ellas la vacunación antirrábica, y una ficha clínica de las mascotas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *