TERETES.
Cartel postelectoral.
[Paco Velasco]

TeretesLos atenienses en la época de Pericles tenían a gala la siguiente expresión: agradezco a los dioses haber nacido hombre y no animal, varón y no hembra, griego y no bárbaro. En aquel contexto histórico y cultural, las acusaciones de misoginia o xenofobia carecían de sustancia. La democracia actual ha ido cultivando el respeto universal y, al tiempo, perfeccionando los modos.

Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas celebradas el pasado domingo, día 24 de mayo de 2015, en gran parte del territorio español ofrecen a los analistas un campo riquísimo de interpretación. La victoria, entendida como subida de votos y conquista de escaños, ha sonreído únicamente a Podemos y a Ciudadanos. Partido Popular y Partido socialista han saboreado las hieles de la derrota por más que los de Pedro Sánchez mientan con descaro cada vez que aludan a avances propios en lugar de referir a retroceso aparatoso de la derecha. Los dos puntos cenitales del bipartidismo se han dado un batacazo bestial, fundamentalmente las huestes de Rajoy. El presidente del Gobierno se ha tocado la cabeza con el laurel marchito de la política más rancia.

El juego de alianzas que se avecina a partir de ahora se asemejará a una partida de póker entre profesionales del farol y expertos en la engañifa. Es evidente que PP se comerá sus palabras de denuestos continuados a Ciudadanos y deberá pactar con los de Albert Rivera si quiere conservar algunas de sus plazas fuertes. De idéntica manera que PSOE habrá de compartir mesa y mantel con las mesnadas de Pablo Iglesias para tener algo que llevarse a la boca. Los hermeneutas del entierro del bipartidismo se darán cuenta hasta qué punto el muerto que ellos mataron, anda vivito y coleando. Incluso nadie podrá olvidar que el pez gordo siempre acaba devorando al pequeño, salvo que la astucia y la velocidad del diminuto se impongan a la pesadez chulesca del gigantón.

El engarce de cilindros de distinto material y de diferente sección precisa abrazaderas de categoría. En caso contrario, las vinculaciones serán tan efímeras como las uniones temporales de empresas en ruina. Lazos de este tipo exigen afinidades de principios y puesta en común de tratados programáticos. En caso contrario, los fluidos circulantes se saldrán de su cauce y amenazarán con romper la superficial coyunda inundando lo que encuentren a su paso. El bodorrio de PSOE con PODEMOS pondrá en solfa el interés de conveniencia del primero y desvelará los oscuros horizontes ultraizquierdistas de los segundos. En similar medida que el himeneo de PP con C´s alumbrará un desposorio marcado por la amplia dote de los azules y por el escaso aporte nupcial de los de naranja.

Las coaliciones postelectorales se tiñen del color del poder, del dinero y de la ambición. En todas aquellas comunidades autónomas y en todos los municipios, estos matrimonios siempre son de conveniencia. Conveniencia que alcanza dimensiones espectaculares en Andalucía. Será clamoroso observar un pacto entre PSOE y PODEMOS en el Ayuntamiento de Madrid y otro vínculo análogo entre PSOE y CIUDADANOS en el Parlamento de Andalucía. Nadie descarte este juego. Los trileros son más antiguos que los paños de cocina. La bolita del trile o mosqueta va asociada a la estafa.

Vivir para contar.

One Response to TERETES.
Cartel postelectoral.
[Paco Velasco]

  1. decategoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *