Regreso de la Hermandad del Rocío de Moguer

El carretón y el Simpecado a su llegada a la sede de la filial entrada en moguer de la comitiva hermano mayor y mayordomo 2015La Hermandad del Rocío de Moguer regresó este miércoles de su peregrinación anual ante la reina de las Marismas, tras una romería plagada de momentos y vivencias inolvidables, especialmente para la nueva directiva que preside Paco Cruz, y para la familia Cadena Ledesma que ha asumido este año la mayordomía. Los rocieros moguereños regresaron cansados pero contentos tras cumplir con la cita a la que llevan acudiendo más de 400 años.

La brillante presentación de la filial moguereña ante la Hermandad Matriz de Almonte, y sobre todo, la visita en procesión de la Señora a la casa hermandad en la aldea, pocos momentos antes de regresar a su ermita, han sido sin duda los episodios más emocionantes de este Rocío 2015, que ha superado las mejores expectativas.

Tras la última jornada de convivencia, la hermandad del Rocío de Moguer inició en la mañana del martes el camino de vuelta con la emoción y la alegría presentes en los rostros de los peregrinos, que han renovado con orgullo una tradición centenaria.

En la tarde de ayer miércoles la comitiva arribó a la ermita de Montemayor, donde se celebró una misa de acción de gracias ante la imagen de la Patrona, para llegar al cruce de Hornos poco antes de las 20.00 horas, siendo recibida por numerosos moguereños y moguereñas, entre ellos el alcalde Gustavo Cuéllar que también les acompañó en Montemayor.

Arropado por cientos de fieles, el carretón que porta el Simpecado moguereño llegó hasta el recinto ferial donde se despidieron de él los carros y carretas de la comitiva, para ser trasladado posteriormente hasta la sede de la hermandad en la plaza de la iglesia, totalmente abarrotada de personas que pusieron colofón emocionadas y felices a un Rocío 2015 inolvidable, en el que la filial moguereña ha vuelto a dar ejemplo de prestancia, solera y buen hacer rociero.

Misa de cambio de varas

El cambio de varas entre los mayordomos que habitualmente se venía realizando en la misma misa de acción de gracias en Montemayor, tendrá lugar este año durante la misa de hermandad que se oficiará este domingo 31 de mayo en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Granada. Allí los 37 moguereños y moguereñas que asumen ilusionados el reto de ejercer la mayordomía de su centenaria hermandad, recibirán sus varas de manos de la familia Cadena Ledesma que ha sido este año la encargada de agasajar a los  peregrinos de la ciudad del Tinto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *