Carolina gana en Australia y a por el número 1

Carolina Marín celebrando el triunfo en Australia.

Carolina Marín celebrando el triunfo en Australia.

La volantista onubense Carolina Marín sigue haciendo historia tras lograr este domingo su tercer título del año al imponerse en la final del Abierto de Australia de bádminton a la china Shixian Wang por 22-20 y 21-18, en partido disputado en Sidney. Marín, tercera favorita, necesitó 58 minutos en doblegar a la adversaria, quinta cabeza de serie, para sumar un nuevo éxito a su palmarés en este 2015. La jugadora onubense ya había conquistado esta temporada el All England, en el mes de marzo, y el Abierto de Malasia, en abril. Durante la final de hoy, Marín llevó siempre ventaja en el marcador, excepto en la segunda manga, cuando Wang logró equilibrar partido (11-11). Pero a partir de ese instante la jugadora española recuperó el mando hasta hacerse con el triunfo final. Con este triunfo, Carolina accede a la segunda posición del ránking mundial y está a un paso de seguir haciendo historia y llegar por primera vez al número uno del ránking mundial.

De menos a más y con final fulgurante, así es como Carolina Marín se ha alzado con The Star Australian Open tras vencer en la final a la china Shixian Wang por 22-20 21-18. Esta victoria supone el tercer título de la temporada para la española, tras el All England y el Open de Malasia, que le sitúa de nuevo como segunda del ránking mundial. El Parque Olímpico de Sidney fue testigo de un nuevo recital de Carolina Marín que dominó a su antojo a toda una exnúmero uno mundial como Shixian Wang. La regularidad mostrada a lo largo de 2015 en los principales torneos del circuito mundial, y ante todas y cada una de las primeras jugadoras del mismo, son el mejor presagio para certificar la buena línea siempre ascendente de la actual campeona del mundo.

El partido siguió la dinámica de los grandes días para la española con un dominio sobre el juego que la permitía llevar la iniciativa y forzar a la china con una gran intensidad en todos los golpeos. Su gran inicio en los primeros intercambios le permitió coger una importante ventaja inicial que la sirvió como colchón a lo largo del set. El 9-2 inicial permitió ir regulando a lo largo del set y amortiguar el efecto de algunos errores no forzados que cometió en los compases finales y que permitieron a Wang salvar tres puntos de set e igualar a 20. Controlando una situación que se había vuelto en contra, Marín volvió a mostrarse igual de eficiente que al principio del partido y con dos puntos consecutivos se llevó la primera manga por 22-20.

La segunda siguió idéntico patrón en sus inicios con ventajas para la española pero que Wang redujó a la nada con el iguales a 10 y 11 merced a una serie de puntos donde la china se mostró más serena a lo largo de los intercambios. Tras el intervalo algunos ajustes permitieron a Marín recuperar el control del juego y superar sucesivamente a su rival con las múltiples alternativas que tiene en todas las suertes del juego. Al final punto de set, partido y torneo para Marín que se llevaba el Open de Australia por 21-18.

Y la semana próxima Carolina Marín podría alcanzar, por fin, el número uno del mundo; desde la creación de la lista BWF hace siete años sólo una europea, la danesa Tine Baun, ha detentado esa posición. El salto será definitivo si vence en el Super Series Premier de Indonesia, si es finalista (o incluso semifinalista) dependerá de la ya líder, Li Xuerui. La española, vigente campeona del mundo, ronda los 81.000 puntos mientras la china, vigente campeona olímpica, ya ha sobrepasado los 85.000, pero, en Yakarta, Marín defiende sólo unos octavos de final y su rival, el título. Saina Newhal, número uno hasta esta semana, también mantiene opciones.

Tras proclamarse campeona en los dos primeros ‘grandes’ de la temporada, en Inglaterra y en Malasia, alzó en Australia el primer Super Series de su carrera, el equivalente a los Masters 1000 tenísticos. De momento, su 2015 es extraordinario, con tres únicas derrotas en 24 partidos: de seis torneos disputados, ha vencido en tres, ha llegado a la final en otros dos, en Lucknow, India, y en Alemania, y sólo se ha quedado en semifinales en uno, en Nueva Delhi, India.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *