Piden cárcel para 15 despedidos de Bollullos por intimidar al abogado del Ayuntamiento

Los despedidos de Bollullos frente al Ayuntamiento.

Los despedidos de Bollullos frente al Ayuntamiento.

El Ministerio Fiscal ha solicitado un año y dos meses de cárcel y una multa de casi 1.500 euros para una quincena de extrabajadores del Ayuntamiento de Bollullos Par del Condado, que fueron despedidos en enero de 2009, a los que acusa de un delito contra la administración de justicia al considerar probado que en noviembre de 2011 persiguieron por la calle al abogado del Consistorio, representado por José Carlos Hernández Cansino, con ánimo de intimidarle, haciendo uso de bocinas y silbatos mientras lo insultaban.

Según reza el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 28 de noviembre de 2011 cuando presuntamente, tras asistir a varias vistas de juicio oral en los juzgados de lo Social en su condición de trabajadores del Ayuntamiento, persiguieron en grupo al letrado.

Al mismo, llegaron a amenazarle diciéndole que “tuviera cuidado por la calle a ver si le iba a pasar algo y que lo que tenía que hacer era dejar de trabajar para el Ayuntamiento”.

Estos trabajadores, que fueron despedidos tras una moción de censura contra el PSOE que prosperó en el municipio en junio de 2008, persistieron aquel día en “actitud coactiva” en represalia por la intervención procesal de este abogado en el caso hasta que éste se refugió en un establecimiento hostelero, ubicado en la calle Berdigón del centro de la capital.

En este lugar, según señala el fiscal, también entraron los acusados, llamando el perjudicado a la Policía Nacional tras intermediar un camarero del local para que abandonaran el lugar.

La Fiscalía considera estos hechos constitutivos de un delito contra la administración de justicia, por lo que procede a imponer a cada acusado un año y dos meses de prisión y el pago de una multa de casi 1.500 euros. Para el juicio ha pedido la declaración del perjudicado y de testigos de los hechos.

One Response to Piden cárcel para 15 despedidos de Bollullos por intimidar al abogado del Ayuntamiento

  1. EL 25 DE MAYO DE 2012 ESCRIBÍ ESTE ARTÍCULO EN MI BLOG QUE AHORA REPRODUZCO:

    ABOGADO NO APOCADO
    Conozco a José Carlos desde hace unos años. Seguí con cierta indiferencia su estadía como alcalde de Punta Umbría. Sin embargo, relevado del cargo por decisión democrática de los votantes, José Carlos llevó a cabo una Oposición intensa, muy británica, a la que sí he estado muy atento. José Carlos ha sido perseguido, amenazado, insultado e incluso acosado ya por haber sido alcalde, ya por ser abogado.

    En ningún caso se puede admitir el delito. Nunca. Cierto es que los cargos electos han de someterse a críticas y abucheos que se cargan en la mochila de su función y en el maletín de su nómina. Los abogados, en cuanto ejercen como tales, tienen derecho a un respeto profesional y, desde luego, a no sufrir las iras de los que se sienten perjudicados por su oficio. Habrá colegas que aceptan la carga. José Carlos -y le felicito por ello- no se apoca ante presiones por otra parte inadmisibles.

    Ni en Punta Umbría ni en Bollullos. Ni en Huelva ni en el feudo vasco de Amaiur. Una de las herencias más penosas que nos ha dejado Zapatero y el partido sociata es el abandono de los valores más sagrados de toda sociedad, como son el trabajo, la igualdad, la solidaridad, la abnegación, la austeridad y un largo etcétera que hemos recibido de culturas pretéritas y de civilizaciones presentes. Así nos va.
    La creación de administraciones paralelas integradas por trabajadores de la órbita psoecialista conlleva una bomba de efectos letales. Se ha contratado por encima de las posiblidades de las entidades públicas sin atender otro interés que el de favorecer a allegados y nepotes. Hasta que la caja pública se cae de vacía y su desnudez escandaliza.
    En Bollullos, predio de una izquierda corrupta donde las haya, el alcalde del Psoe fue descabalgado de su caballo de hierro por una coalición integrada por izquierdistas honrados, que fueron expulsados de IU por la mano implacable del capataz Valderas, y por miembros del Partido Popular. Ya es difícil, pero la izquierda y la derecha sumaron sus dignidades para mandar a la basura a la indignidad suprema que regía como un tiranuelo los destinos de la ciudad par del condado. Derecha e izquierda.
    En este contexto, apremiados por la crisis galopante, los nuevos ediles deciden despedir a una serie de trabajadores municipales. Éstos, agraviados por la decisión, no han tenido más ocurrencia que linchar verbalmente y cercar físicamente al abogado contratado por el Ayuntamiento bollullero. A su salida del juzgado de lo social, el abogado no apocado, el señor Cansinos, sufrió toda una suerte de improperios y de asedios humanos a lo largo de un trayecto capitalino de cientos de metros. Por la calle y en el interior de un establecimiento público. Los despedidos culpaban al abogado del proceso judicial y el no apocado letrado tuvo la feliz idea y tomó la pertinente decisión de denunciar a sus acosadores. Frente al pisoteo de la libertad, Cansinos ondeó la bandera del derecho. La actitud afortunada de un demócrata contra el totalitarismo infame.
    Eso de matar al mensajero siempre fue una barbaridad. Algunos nuncios acaban su vida después de trasladado el mensaje. José Carlos hace muy bien en defenderse. A través de su “savoir faire”. Con ello lo resumo todo. Su saber hacer se traduce en actuar conforme a principios morales y a leyes constitucionales. Si Cansinos pertenece al PP, es problema de otros. Su actividad profesional carece de ideología. Simple cuestión de buena praxis. Los fascistas son los que abusan de la fuerza de la colectividad para imponer a los demás su ausencia de argumentos. En cualquier caso, que el juzgado decida. Urge acabar con los violentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *