Garduño, un triatleta de raza

garduño_ironmanObjetivo cumplido y con creces. El triatleta del CDM Tartessos Manuel Garduño debutó de manera triunfal en el Triatlón de Lanzarote, una de las pruebas más duras reconocidas a nivel mundial y celebrada recientemente en la isla tinerfeña en un día de un viento muy fuerte, que aún hizo más épico el logro. El veterano onubense vivió una experiencia “sencillamente impresionante y fantástica aunque muy dura” que “mereció la pena”.

–          ¿Cómo se encuentra físicamente después de esta dura competición?

–          Me encuentro muy bien, me he recuperado más rápidamente de lo que esperaba, creo que en ello han influido la  recuperación muscular por parte del equipo de masajistas que la organización ponía a disposición de los participantes tras finalizar la prueba, así como, los recuperadores orales que tome durante los dos siguientes días.

–          ¿Cómo fue la experiencia?

–          Sencillamente impresionante y fantástica aunque muy dura, sobre todo el sector de bici por la fuerza del viento, q según nos comentaban algunos miembros de la organización, fue una de las ediciones más duras de este sector. Mereció la pena el sacrificio y el esfuerzo cuando se culmina en la recta final cargado de sentimientos y emociones por tantas horas de dedicación.

–           ¿Qué tiempo hizo?

–          Yo creo que el tiempo es lo de menos cuando te planteas una prueba de estas características, sólo piensas en acabar y cumplir tu objetivo, aunque es inevitable a lo largo de la prueba, si te vas encontrando bien, intentar hacerlo en un mejor tiempo, y así fue, conseguí mejorar lo previsto y finalicé  en 13 horas y 52 minutos.

–           ¿El momento más difícil?

–          Al ser la primera vez q me enfrentaba a una prueba así, seguí los consejos de amigos y familiares q la habían realizado anteriormente y teniendo en cuenta el contratiempo del viento, fui muy conservador en la bici sabiendo lo que quedaba por delante pero hubo un momento de debilidad superada la mitad del recorrido de bici al subir un repecho pero que conseguí superar y reponerme.

–          Y el más inolvidable…

–          Sin lugar a dudas, el último kilómetro y los metros finales al entrar en meta cogidos de la mano de mi mujer y mi hija.

–          ¿De qué le ha servido esta experiencia?

–           Sabes que con sacrificio y esfuerzo cualquier objetivo que te propongas puedes llegar a conseguirlo.

–          ¿A quién dedica su logro?

–          Por supuesto, y ante todo, a mi mujer y mi hija que son las auténticas sufridoras por seguirme, no sólo en esta, sino en todas las pruebas deportivas y horas de entrenamiento porque se las quito a ellas de su lado. A todos los que me han apoyado para conseguir mi objetivo, familiares, amigos y por supuesto a mi club CDM Tartessos.

–          ¿Se le pasa por la cabeza hacer alguna otra historia de este calibre o soltarás el pie del acelerador?

–          De momento me tomaré una semana de descanso y posteriormente con el pie levantado del acelerador empezaré a retomar los entrenamientos hasta q dentro de un mes aproximadamente comience a prepararme otra prueba de no menos dureza que esta, el Triatlón Titán Sierra de Cádiz, que será a finales de septiembre. Gracias a todos los que me habéis apoyado para superar mi reto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *