Los ‘burros bomberos’ de Doñana vuelven al trabajo

La llegada del verano y el alto riesgo de incendios acaba con las “vacaciones” de estos famosos asnos comedores de pasto seco

BurritosEl parque nacional de Doñana, que comprende las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva, ya está siendo apoyado por la Unidad de Asnos Bomberos que cada verano se dedican a realizar cortafuegos en zonas sensibles de difícil acceso.

Los asnos comen el pasto seco de forma sistemática y concienzuda permitiendo en algunas zonas que este desaparezca en casi su totalidad.

Ya son muy conocidos y numerosos medios de comunicación de España y otras partes del mundo realizan un seguimiento de esta original iniciativa de la Asociación “El Burrito Feliz”.

“Es una actividad que ha llamado mucho la atención y que además es eficaz de verdad”-comenta la escocesa Wendy Clements, Vicepresidenta de la Asociación –“Nos conocen muchísimo fuera de este entorno e incluso el cuerpo de bomberos de la ciudad británica de Glasgow va a hermanarse con nuestros esforzados animales”.

Consideran que muchas personas fuera de nuestras fronteras comienzan a conocer Doñana gracias a la fama de estos animales.

Wendy no obstante está un poco desanimada con la nula participación de las instituciones de la zona y que hace que la finca que han adquirido con sus medios en la localidad de Hinojos no se pueda aprovechar a pleno rendimiento.

La británica también comenta que muchas veces acuden visitas en autobuses y decenas de vehículos que han de aparcar en plena carretera ante la falta de aparcamiento por no contar con maquinas que aplanen el terreno.

La falta de vallado hace que los asnos no  estén cómodos en el entorno pues hay que mantenerlos atados mucho tiempo para evitar accidentes o fugas de animales.

El Burrito Feliz decidió hace dos años convertir la provincia onubense en su centro neurálgico a nivel internacional y ya cuenta con casi 200.000 visitas en su página web, la mayoría del extranjero. Han recibido alguna oferta de ampliar sus zonas de trabajo a poblaciones de Sevilla y es algo que están estudiando en la actualidad con la idea de poder dar “oxigeno” a la Asociación en otras provincias.

La plantilla de catorce burritos bomberos parece vivir ajena a estas inquietudes y ya se ha puesto manos a la obra.

Aproximadamente durante siete horas cada jornada estos asnos son colocados en zonas sensibles de sufrir un incendio por acción del pasto seco.

Este año la Asociación ha solicitado voluntarios para venir a vigilar a los animales mientras desbrozan el bosque. En principio ya hay interesados sobre todo de nacionalidad  norteamericana.

Los voluntarios deberán estar algunas horas en la zona de desbrozado y proporcionar agua y atención para evitar alteraciones en el trabajo de estos simpáticos y peculiares “bomberos”. La belleza natural del entorno en pleno bosque favorece la afluencia de amigos de los animales y la naturaleza.

Para informarse de cómo ser voluntario/a en esta iniciativa se recomienda visitar la web www.asociacionelburritofeliz.org

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *