El aloe vera, una oportunidad para ampliar la capacidad exportadora de Huelva

El grupo AloeLux se adentra en un cultivo muy demandado por sus beneficios para la salud

plantación aloe vera 01La delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ha calificado el aloe vera como una “oportunidad” para aumentar la presencia de los productos agroalimentarios onubenses en los mercados europeos. Así, lo ha afirmado durante su visita a una de las fincas adscritas al grupo AloeLux en el término municipal de San Bartolomé de la Torre, donde ha aplaudido la cooperación y la apuesta por la diversificación de diversas empresas dedicadas al sector de la fresa, la frambuesa, el arándano y la mora a través de la incorporación de un “cultivo imprescindible por sus amplias propiedades beneficiosas para la salud”.

La delegada ha incidido, en este sentido, en que Huelva puede erigirse, junto a otras provincias andaluzas como Córdoba, Sevilla y Málaga, en centro de la producción, la transformación y la distribución del aloe vera en Europa. “Hemos de aprovechar que se trata de un cultivo deficitario con una fuerte demanda en el continente y que, en estos momentos, tiene que ser importado desde países como México o China”. Para la responsable territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, “en nuestro caso, hablamos de un cultivo emergente, ecológico y, en consecuencia, avalado por la excelencia y la calidad”.

El aloe vera, no en vano, ha experimentado una tendencia creciente en la geografía onubense en las últimas fechas, de modo que las 55 hectáreas con las que se contaba en 2014 -en Andalucía, la cifra se elevaba hasta las 200-, han pasado a rondar ya, según las primeras estimaciones, el centenar en 2015, con alrededor de 26 productores. En España, con una superficie de unas 450 hectáreas, la producción, ecológica en su práctica totalidad, ronda los 36 millones de kilogramos, cuya transformación en jugo fresco con garantía de calidad, considerado en estos instantes como el mejor del mundo, deriva en un volumen de 21 millones de litros.

En palabras de González Bayo, “estamos ante la posibilidad de dar un nuevo impulso a la agricultura onubense y de afianzarla aún más como fuente de riqueza y empleo en unos tiempos difíciles como los que vivimos”. Todo ello, ha continuado, “gracias al empuje y a la vocación emprendedora e innovadora del sector”. La delegada territorial se ha mostrado, así, esperanzada en el futuro que se abre en torno al aloe vera para Huelva, en la medida en que “reúne las condiciones necesarias, tanto por las características de nuestro suelo y la climatología como por el propio desarrollo registrado por el cultivo de la mano de grupos como AloeLux”.

La oportunidad de este cultivo descansa en sus múltiples alternativas. Se trata de un recurso cuya savia acumula numerosas propiedades beneficiosas para la salud y que se presenta en los mercados en forma de zumos, jabones, cremas, añadidos a alimentos, etc. Todos, productos ecológicos, al estar compuestos en un 80-90 por ciento por aloe vera. Sus bondades residen en su riqueza en nutrientes y otras sustancias de interés para el organismo por su acción emoliente, cicatrizante, coagulante, hidratante, antialérgico, desinfectante, antiinflamatorio, astringente, colerético e, incluso, laxante.

AloeLux, referente de innovación

El proyecto del grupo AloeLux, vinculado a la Cooperativa Costa de Huelva como comercializadora, viene a diversificar el sector de la fresa y demás berries con el fin de sacar el máximo rendimiento a la tierra con un cultivo que requiere pocos recursos hídricos y que, en consecuencia, contribuye también a la sostenibilidad ambiental. Dispone, para ello, de tecnología de última generación que permite conocer la necesidad de agua que tiene la plante en cada momento, así como la concentración salina del suelo, gracias a una serie de sensores que ofrecen gráficas de humedad, temperatura y conductividad de manera periódica.

En la misma línea, las explotaciones de AloeLux, que abarcan una superficie de en torno a 17 hectáreas, cuentan con un sistema de riego automatizado en toda la plantación, en la que, además, se ha optado por elevar el cultivo con caballones (en lugar de hacerlo a ras de suelo) para que drene con mayor facilidad, algo con lo que se sortea la amenaza de la aparición de charcos y la botritis, perjudiciales para el aloe vera. También se han implantado mantas antihierbas que, al mismo tiempo que evitan las malas hierbas, supone un ahorro importante de costes de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *