La Junta finaliza la rehabilitación de la plaza de España de Rosal de la Frontera

La delegada de Fomento visita este espacio público tras la remodelación, que ha permitido eliminar barreras arquitectónicas y renovar el pavimento

Plaza de España de Rosal de la Frontera.

Plaza de España de Rosal de la Frontera.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Huelva, María José Bejarano, ha visitado la plaza de España de Rosal de la Frontera después de que su departamento haya finalizado las obras de ordenación de dicho espacio público, que han permitido renovar su aspecto y mejorar su accesibilidad. Esta actuación, acordada entre la Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de la localidad onubense, está acogida al Programa Regional de Espacios Públicos y ha contado con un presupuesto superior a los 200.000 euros, al que han hecho frente la Junta de Andalucía, asumiendo el 80% de la inversión, y la administración local, aportando el 20% restante.

“Esta intervención permite acondicionar uno de los espacios públicos más representativos del municipio, erigido en el auténtico centro de la vida de Rosal y que a partir de ahora tendrá un aspecto mejorado para el disfrute y el esparcimiento ciudadano”, ha  explicado Bejarano tras la firma con el alcalde en funciones del municipio, Ramón Márquez, del acta de recepción de las obras.

La plaza es un espacio abierto de 2.275 metros cuadrados, dividido en dos partes iguales por la avenida de Andalucía, nombre que adopta en el tramo urbano la carretera por la que se accede a Portugal. En una parte de ese espacio están situados el Ayuntamiento y la iglesia de San Isidro, mientras que la otra parte de la plaza la preside un edificio de uso público con fachada porticada. Este espacio estaba empedrado en tonos blancos y grises con un pavimento deteriorado y contaba con una escasa vegetación, lo que exigía una reparación.

Con las obras ejecutadas, se ha sustituido el pavimento por otro similar al actual, se han respetado la presencia del porche lateral de la iglesia y la imagen general de plaza tradicional, mejorando otros aspectos relacionados con la accesibilidad en diferentes puntos de este espacio. También se ha renovado la vegetación, ampliándola y dotando el ámbito con parterres ajardinados; se han reforzado la iluminación y el mobiliario urbano, se ha sustituido la señalización y se han instalado protectores en los laterales que lindan con la avenida de Andalucía.

Las obras, que se iniciaron a finales de noviembre del pasado ejercicio y fueron adjudicadas a la empresa Enciobras, se han llevado a cabo a través del Programa Regional de Espacios Públicos, cuyo principal objetivo es contribuir a la mejora de la calidad ambiental de las ciudades andaluzas y de su estructura urbana, a través de intervenciones en espacios libres de uso público que incrementen la oferta o mejoren la dotación de dichos ámbitos. Esta iniciativa se concibe, sobre todo, como un instrumento de apoyo a la política de ejecución del planeamiento urbanístico y territorial y se lleva a cabo en cooperación con los ayuntamientos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *