El Ayuntamiento de Huelva regresa a 1979

Juan Ceada, Mario Jiménez, Gabriel Cruz y José Antonio Marín Rite tras la sesión plenaria en la que Cruz ha sido elegido alcalde de Huelva.

Juan Ceada, Mario Jiménez, Gabriel Cruz y José Antonio Marín Rite tras la sesión plenaria en la que Cruz ha sido elegido alcalde de Huelva.

(Texto: A. Peinazo)  El Ayuntamiento de Huelva acaba de iniciar un mandato municipal de cuatro años que solo tiene un referente en cuanto a la presencia de seis grupos municipales en el pleno: la primera corporación que salió de las urnas en 1979.

Como si de un volver a empezar se tratara, 36 años después el pleno municipal va a contar con la presencia de seis grupos municipales. Los PSOE, UCD, PSA, ORT, Grupo Independiente de Huelva y PCE han sido sustituidos por PSOE, PP, Ciudadanos, Izquierda Unida, Mesa de la Ría y Participa Huelva.

Adiós al clásico bipartidismo adornado por alguna que otra formación o incluso por concejales tránsfugas, que también han abundado en la historia democrática del Ayuntamiento de Huelva.

El primer alcalde de la reciente histórica democrática de Huelva fue José Antonio Marín Rite. El PSOE, formación que encabezaba, logró solo 7 concejales, pero recibió el apoyo de los entonces andalucistas del PSA, que contaban con 6 ediles, de la ORT (2 concejales) y del Partido Comunista (también con 2).

La oposición, por denominarla de alguna manera, ya que todos los grupos acabaron teniendo alguna responsabilidad municipal, la conformaron Unión de Centro Democrático (ganadora de los comicios con 8 concejales) y el Grupo Independiente de Huelva (2 concejales).

Si la similitud de ambas corporaciones es el número de grupos que componen el plenario, la diferencia radica claramente en que mientras hace 36 años se olvidaron de colores políticos para llevar adelante la tarea municipal, en esta ocasión Gabriel Cruz se las verá en solitario a la hora de gobernar; eso sí, con 11 concejales, cuatro más que entonces, y con un abanico de posibilidades importante a la hora de aprobar cuestiones concretas, bien mirando hacia el centro-derecho (PP-Ciudadanos) o bien girando la mirada hacia la izquierda (Izquierda Unida, Mesa de la Ría y Participa Huelva).

Con ser la situación distinta en cuanto a los pactos, lo que seguro va a precisar Gabriel Cruz es de la misma cintura y de la misma inteligencia política que demostró José Antonio Marín Rite, que encontró en un joven atrevido como Juan Vázquez a su mano derecha y que fue capaz de ganarse desde el ámbito personal y político a miembros de otras formaciones, como el posteriormente alcalde Juan Ceada (ORT) o Oliva Tornero (PSA). Esa capacidad de aunar y el derrumbe del centro-derecha representado a nivel nacional por la UCD le dieron en los siguientes comicios 20 de los 27 concejales.

Desconozco la inteligencia política de Cruz, al que como el valor en los militares se le supone, pero sí que resulta innegable que es una persona que no utiliza el lenguaje para herir y sí para unir. Sus palabras hacia el alcalde saliente, que no sé si por voluntad propia o si mal aconsejado no acudió al salón de plenos de constitución de la nueva corporación, son un buen ejemplo. Por cierto, que en las próximas denominaciones de calles que apruebe el pleno de Huelva será de justicia que aparezca el nombre de Pedro Rodríguez, por sus 20 años de dedicación a esta ciudad como alcalde.

Si Rite tuvo la capacidad de aunar y la suerte de dar con representantes públicos de otras formaciones capaces de olvidar sus colores políticos, Cruz tiene la ocasión de emularlo. En las intervenciones de Ángel Sánchez, de Pedro Jiménez, de Ruperto Gallardo o de Jesús Amador hubo más de talante de diálogo que dogmatismos.

Pero esto no acaba sino de empezar, y como escribió Machado, ‘caminante no hay camino, se hace camino al andar’. Claro que si se tiene la determinación que Cruz dio la impresión de tener recordando a Bob Dylan (“No importa cuan duro sea el camino, muéstrame dónde comienza”), el camino no solo se hará realidad sino que será fructífero para todos.

La intervención de Gabriel Cruz en su toma posesión como alcalde ha sido un primer paso de este largo camino de cuatro años, ahora queda lo más difícil, saber seguir dando pasos, con firmeza a la hora de apoyar el pie, pero también con la certeza de que, como los niños que comienzan a caminar, se necesitan manos a un lado y a otro para no darse de bruces contra el suelo.

 

 

2 Responses to El Ayuntamiento de Huelva regresa a 1979

  1. Qué cuadro!…”Los Meninos del Cortijo”. Volvemos a ser un pueblo portugués. Involución total. Cacúa…tu eres un rojito/a que estarás anclado/a en la época de tu amada República quemando Iglesias y Conventos…

  2. ¿a 1979? Ustedes, fachas, están en el siglo XV (sí, la época de vuestra amada Isabel la Católica y la Inquisición) y aún respiráis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *